Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Las pruebas negativas de paternidad están en Galicia por debajo del 20%

El abaratamiento de los precios en los análisis contribuye al auge entre padres con dudas sobre la filiación

El Ministerio de Justicia atiende cada vez más peticiones relacionadas con herencias y separaciones

Xavier Lombardero 30/3/2008
LA VOZ DE GALICIA

La petición de pruebas genéticas de paternidad por parte de varones que dudan ser los progenitores biológicos está a la orden del día en laboratorios públicos de análisis y crece en los privados

Publicado el

El prestigioso Instituto de Medicina Legal de Santiago, confirma un ligero aumento en el centenar largo de estudios que realiza cada año para dilucidar paternidades, normalmente en procesos judiciales, y centros privados gallegos reconocen el auge de esta demanda de aclaraciones.

Se buscan pruebas en casos de herencias o separación y hay quien pide el estudio antes de empezar a pagar la manutención al hijo. Pero no siempre se termina con la ruptura familiar o renuncia a la paternidad legal.

Desde un laboratorio coruñés señalan que la mayor oferta y bajada de precio de los análisis puede influir al mayor uso por parte de quienes desconfían.

Aunque según datos recientes difundidos por una empresa radicada en Madrid sobre los resultados de más de 200 análisis de paternidad, un 25% de estos son negativos en cuanto al parentesco paterno-filial, en laboratorios gallegos sitúan por debajo ese porcentaje, con exclusiones por debajo del 10% en algunos casos, e incluso en el instituto compostelano, que atiende buena parte de los pruebas ya en trámite judicial, el porcentaje no supera el 20%. Y extrapolar datos sobre la población en general, parece difícil.

«A menudo son análisis de simple confirmación de que no es el padre biológico y suelen venir quienes no quieren ser ya el padre legal», testimonian desde el centro compostelano.

Prueba previa

Si hasta ahora era común la recomendación de acudir al psicólogo antes de tramitar el divorcio, ahora cada vez el varón se decide más por una prueba biológica previa, aunque sea meramente informativa, sin valor legal, para lo que solo necesita enviar a un laboratorio una muestra de saliva del hijo y otra de la suya. «Antes ni se conocían estos procedimientos, pero ahora se han puesto de moda, quizás por la influencia de series y películas», indica la abogada lucense Mónica González Canteiro, del bufete Candal y González, que atiende casos matrimoniales y de herencias.

En fechas recientes le ha sorprendido el número de pleitos con pruebas de paternidad por medio que surgen en A Mariña. «Asesoramos dos casos de paternidades y otros dos de impugnación de paternidad en parejas de hecho, incluso con niños mayores, y con cambios de apellidos solicitados», señala esta letrada, que incide, no obstante, en la necesidad de defender el interés del menor en todo el proceso.

Apunta la circunstancia de clientes que acuden al turno de oficio y así no tienen que pagar las pruebas, pues las ordenadas por un juzgado son gratuitas. Los casos referidos por González son de españoles, pero en otras comunidades ya se nota el peso de las solicitudes de inmigrantes que desean aportar una prueba de filiación para incorporarla al expediente de solicitud de reagrupamiento familiar en España.

Las pruebas suele realizarlas el Instituto Nacional de Toxicología, dependiente del Ministerio de Justicia, tomando muestras de los familiares en los consulados para asegurar la cadena de custodia. Lo que en EE.UU. resulta clave ante las autoridades de inmigración (y en Francia barajan aplicar), en España es voluntario. Ayuda a evitar fraudes, también a efectos de nacionalidad en casos de adopciones encubiertas, pero probar el parentesco aún no implica la concesión de visado.

Claro que, en caso negativo, el disgusto para el inmigrante puede ser doble.