Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Las pruebas negativas de paternidad están en Galicia por debajo del 20%

El abaratamiento de los precios en los análisis contribuye al auge entre padres con dudas sobre la filiación

El Ministerio de Justicia atiende cada vez más peticiones relacionadas con herencias y separaciones

Xavier Lombardero 30/3/2008
LA VOZ DE GALICIA

La petición de pruebas genéticas de paternidad por parte de varones que dudan ser los progenitores biológicos está a la orden del día en laboratorios públicos de análisis y crece en los privados

Publicado el

La libre investigación tiene el límite del interés superior del niño y debe haber indicios serios para realizarla

El Instituto de Medicina Legal de la Universidade de Santiago y la Xunta que dirige Ángel Carracedo es referente mundial en pruebas de identificación genética.

Lo demostró al serle confiados análisis tras el tsunami asiático o el 11-M y con el ADN del pequeño Emmanuel ?(hijo de la secuestrada colombiana Clara Rojas), para cotejarlo con los de dos tíos y la abuela materna.

La investigadora y secretaria del mismo, Victoria Lareu, dice que las pruebas de paternidad son habituales, pero también realizan las de maternidad o hermandad (también gemelos), de abuelos o tíos-sobrinos, con probabilidad muy alta.

Los laboratorios acreditados con genetistas ofertan las pruebas homologadas con probabilidades por encima del 99,99% para afirmar la paternidad, y del 100% para excluirla. Basta que los perfiles genéticos del presunto padre y del hijo tengan alelos incompatibles en alguno de los marcadores para que dicha relación biológica quede descartada.

En el centro compostelano manejan gran número de marcadores genéticos (para el caso de Emmanuel utilizaron 109) para determinar cualquier tipo de parentesco. «La realización por duplicado, la posibilidad de repetir pruebas cuantas veces sea necesario o utilizar 54 marcadores SNP (Single Nucleotide Polymorphisme), que no usa nadie», elevan, según explica Lareu, la calidad.

Aspectos éticos

Más que un auge en el uso de estas pruebas, Lareu prefiere destacar que la gente ahora está más informada. Pero pone especial énfasis en los aspectos éticos, en las consecuencias o trauma que para un menor puede suponer el rechazo o la pérdida de confianza una vez que el padre confirma sus sospechas tras la prueba biológica. Es fácil recoger una muestra de saliva con un chupete, caramelo o con los hisopos de algodón que facilitan en kits por correo algunos laboratorios, pero opina que debe hacerse con el consentimiento de la madre o tramitarse por vía judicial.

«Siempre exigimos el conocimiento de la madre.

El padre tiene derecho a saber la verdad, pero el niño debe seguir siendo bien tratado», recalca, aunque el asunto está por regular. Sentencias del Tribunal Supremo proclaman que los límites a la libre investigación de la paternidad están en el interés superior del niño y que debe haber indicios serios para abordarla.