Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Reflexiones para novatos en separación o divorcio

Jesús AYALA CARCEDO.
Valladolid, 28 de Enero de 2.003
Puedes encontrarte, en estos momentos, con la amenaza de una separación matrimonial.
Eres padre de niños menores y consideras que no eres ni mejor, ni peor, que muchos otros esposos y padres, que no están pasando por esta situación y nunca la pasarán.

Publicado el

No hace falta justificarlo, no hace falta ningún culpable.

Toda justificación o culpabilización lo único que hará será no dejaros ver los problemas y no adoptar acuerdos o soluciones menos malas para vuestro futuro.

He hablado de muchas cosas, de demasiadas. La cabeza te dará vueltas.
No habrás sacado nada en limpio. Tienes razón.

Si eres una persona normal, que te has comportado lo mejor que has podido, saca pecho.

El juez es un servidor público que debe respetarte, debe respetar a tus hijos, debe respetar a tu familia.
Tú no te quedas sin familia.
Tu familia sois tus hijos y tú.

Todas las mujeres casadas que manifiestan llevar años de maltrato y sufrimientos, según el Instituto de la Mujer, lo tienen fácil para divorciarse en España.

Según el artículo 86-4º del Código Civil alegando el cese efectivo de la convivencia conyugal durante el transcurso de al menos cinco años.
Pues que lo aleguen y adiós maltrato.

Se crea mucha violencia con los procesos matrimoniales. Si alegaran dicha causa, créeme, no habría toda esa violencia que alientan nuestras autoridades y los abogados y dejan producir lo jueces y el estado, no lo olvidemos.

En cuanto a los problemas que alegan los jueces, que aparecen en la prensa y medios de comunicación, que se entiendan con los políticos que quieren judicializar las familias y los matrimonios. Tú exige todos tus derechos.

Saca pecho. La ley te permite pedirles que se identifiquen los jueces, fiscales, secretarios judiciales y demás, pues que se identifiquen.

Si soy partidario de la MEDIACIÓN FAMILIAR es para ayudaros a reflexionar a tu esposa y a ti, en estos casos.

Primero, para reflexionar sobre el matrimonio en sí. Sobre todo lo que has leído hasta ahora.

Segundo, para ver diversas alternativas personales, como pareja, como padres, que permite la ley. Téngase calma cuando se va a programar la vida de los próximos años.

Tercero, en caso de que alguien desee la separación y divorcio, respeto absoluto y total, pero se habla de dos viviendas, de tener a los hijos la mitad del tiempo cada uno y del futuro de los hijos.

Si alguien habla de mutuos acuerdos, nunca si es sólo una parte la que quiere la separación. Nunca, nunca. Es mentir a vuestros hijos. La fórmula correcta es a propuesta del cónyuge que lo quiere con el consentimiento del otro.
El que lo quiere que pague los gastos legales.
Es su derecho pedir la separación y el divorcio, pero es su obligación el pagarlo.

Yo recomendaría estudiar los distintos caminos que permite la ley, para justificar periodos de cese de convivencia.

Dejad siempre una puerta abierta al diálogo, a la reflexión. Nunca adoptéis posturas de cara o cruz.

En fin, lo mejor reflexionar los dos juntos, con alguien imparcial. Sé que a lo mejor no te dejan. No les interesa a los abogados y me temo que a algunas autoridades.

Te recomiendo eso. Los consejos de amigos, familiares y demás, pueden ser con la mejor finalidad, pero pueden ser muy negativos.