Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Nuestro polifacético asesor jurídico

Entrevista | Ignacio Bermúdez de castro Olavide
Abogado y eterno alumno de la UNED
«Estudiar en la UNED puede llegar a ser altamente adictivo»

Posee cuatro titulaciones en la Universidad a Distancia, veinte años de dedicación que le han llevado a pronunciar esta tarde la lección inaugural del curso académico

Fernando Molezún
LA VOZ DE GALICIA
29/10/2010

Publicado el

«No puedo evitar sentir que mi lugar real está ahí abajo, entre el alumnado». Son las palabras de quien esta tarde pronunciará la lección inaugural del curso académico de la UNED, bajo el título Una vida en la UNED.

Y es que en el caso de Ignacio Bermúdez de Castro Olavide, Abogado, escritor -aunque le pese- y colaborador de La Voz, es excepcional. Con la treintena cumplida, mujer y dos hijos y un despacho de abogados funcionando, decide un buen día matricularse en Historia por la UNED.

Ese fue el inicio de una longeva relación que se extendió por veinte años y que dejó como fruto cuatro titulaciones en su haber: la mencionada Geografía e Historia, Ciencias Políticas y Sociología, Filosofía y Antropología Social y Cultural.

«Está claro que a mí los números me marean», reconoce este hombre de letras, de muchas letras, que no da por zanjado su romance con la educación a distancia a pesar de que sus compromisos literarios -este año publicó su primera novela, Una vida en siete días (Huerga y Fierro)- le han mantenido alejado de las aulas un tiempo. Pero nunca es tarde para volver a casa, «a mi segundo hogar», como define Bermúdez de Castro a la UNED.

-Por un día cambia la butaca del estudiante por la tribuna.
-No voy a negar que me ha hecho una gran ilusión que se hayan acordado de mí. Es como la ilusión del que es soldado de infantería durante años y, durante cuarenta minutos, le dejan ser general.
-Se trata, claro, de una lección inaugural más empírica que teórica.
-Lo que realmente pretendo es que sea exclusivamente un homenaje a los estudiantes que acuden a recoger su diploma acompañados de sus padres o de sus hijos, porque aquí hay de todo. Hay que reconocer el esfuerzo que realizan esa enorme cantidad de estudiantes que llega a casa, con sus hijos, tras la jornada laboral y se pone a preparar los exámenes. Es un esfuerzo mayúsculo. Por eso, lo que no quiero es echarles un discurso sobre la enfit
Ignacio Bermúdez de Castro
Nuestro asesor jurídico