Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

No todo en la justicia está mal

Queridos amigos del foro soy José Luis, el médico de neuro que os escribo poco pero os leo.

Creo que debéís saber lo que me ha ocurrido estas navidades.

Según mi convenio regulador veo a mis hijos tres tardes en semana (hacen los deberes conmigo) desde salida de cole hasta las 8 y fines de semana alternos, a parte de la mitad de vacaciones de navidad, Semana Sta y verano. Sé que soy un privilegiado.

Publicado el

Mis hijos de 5 y 8 años han estado la primera parte de las navidades con mi exmujer, (se la cambié pues ella prefiere estar en nochebuena con ellos).

Pues bien el día 24 de diciembre encontrándome en Madrid (vivimos en Logroño) con mis padres recibo una llamada de la policía de Logroño, preguntándome si soy el padre de mis hijos, y comunicándome que tengo una denuncia por malos tratos por parte de mi exmujer.

Pasado el susto inicial y tras demostrar a la policía que no podía acudir ipsofacto porque estaba en Madrid me presento en la comisaría el día 26.

En la comisaría me detienen, no me ponen las esposas, ni duermo en el calabozo hasta el día del juicio rápido según me dicen, porque tengo cara de buena persona y se fían.

Un policía me comenta que no me preocupe ya que todos los padres separados de España van a acabar fichados.

La denuncia que me leen es asombrosa. Mi mujer pide una orden de alejamiento de ella y de mis hijos.

En ella se dice que las tardes que estoy con mis hijos me dedico a golpearles, que les cojo por los pies y les golpeo contra las paredes, que amenazo a mis hijos con que les voy a matar, que ellos me tiene miedo,que cuando se los entrego la pego puñetazos, que cuando tenemos actos coincidentes del colegio con los niños yo forcejeo por estar con ellos y tiene que llamar a la policía (presenta partes de policía que por lo visto acude al colegio, cosa que ni siquiera yo sabia pues en las ocasiones que han acudido yo ya me había ido), presenta hasta un parte de lesiones en ella, firmado por una médico amiga suya de Valladolid.

En fin no os podéis imaginar todas las monstruosidades que dice en las cinco páginas de la denuncia. Por supuesto todo radicalmente falso desde la primera letra hasta la última.

El ambiente en la comisaría, unidad de atención a la familia, mientras me leían todas estas mentiras eran de cachondeo, se palpaba en el aire que todo el mundo sabia que aquello ere un montaje y una mentira gigantesca.

Sin embargo yo estaba profundamente angustiado porque el día 28 tenia el juicio rápido en el juzgado de violencia doméstica y pensaba que si yo fuera el juez, tal y como está el ambiente y por si acaso fuera verdad, de momento dictaría la orden de alejamiento, lo que supondría interrumpir de manera brutal el contacto con mis hijos, ni siquiera podría verles ya durante la mitad de las navidades que me iba a corresponder en unos días y que podría tardar años en demostrar después que todo eso era falso y volver a recuperar el contacto con ellos.

Sin embargo me equivoqué; en la declaración ante el juez mi exmujer debió de pasarse tanto en sus mentiras que le sacó de quicio. Aquel juez afortunadamente es un hombre bueno y valiente que se atrevió sin dudarlo a archivar la denuncia tras oirla a ella. Ni siquiera me vio a mi físicamente.

! ¿, al final lo que cuentan son las personas y como en todo habrá jueces mediocre y cobardes, pero también los hay valientes con las ideas claras y que de verdad lo que quieren es intentar hacer justicia.

Sé que esto es solo una batalla y la lucha seguirá.

saludos a todos:

José Luis