Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Un hombre de 37 años que aún vive de sus padres pide que le paguen los empastes

El progenitor ha presentado una reclamación porque considera que el hijo ya tiene edad de trabajar

Publicado el

Esta situación se prolonga desde hace casi siete años, cuando los dos progenitores, que están separados desde hace largos años, fueron condenados por el Juzgado de Primera Instancia número 3 a abonarle a su hijo sendas pensiones para su sostenimiento alimentario.
El magistrado aducía en su sentencia que el demandante, que entonces tenía 31 años, se encontraba en una situación de necesidad por no disponer de bienes, rentas, profesión u oficio. Y añadía que «atendiendo a la realidad social, es frecuente que se produzcan situaciones como la enjuiciada, fruto de las dificultades de los jóvenes, sobre todo de los que disponen únicamente de un título para buscarse empleo».
Rechazó un empleo El caso regresó al ámbito judicial cuando el padre de J.F.J.A., cansado de pagar la misma pensión durante más de seis años y viendo que el hombre no encontraba trabajo, reclamó a los jueces que le eximiesen de esa obligación. J.J.M. aducía que su hijo ya había tenido tiempo sobrado de buscar cómo ganarse la vida y que incluso se había permitido rechazar un empleo, como jardinero en unos invernaderos, que él mismo le había ofrecido por vía notarial.
El juicio sobre este caso se celebró ayer en el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Murcia, a cuyo frente está desde hace un par de meses el magistrado Marcos de Alba. La vista ofreció algunas sorpresas, ya que J.F.J.A. no se limitó a mantener que de