Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Un Padre logra la CUSTODIA de su hijo

Un padre logra la custodia de su hijo tras siete años de litigios

Publicado el

Un vecino de La Felguera (Asturias) ha conseguido la guarda y custodia de su hijo tras siete años de litigios y después de que la juez constatara el 'desinterés' de la madre biológica hacia el menor en los dos últimos años. La juez sustituta del juzgado de Primera Instancia número 1 de Langreo, Covadonga Medina, acredita que el menor, Mario R.G, de 7 años, reside con su padre desde hace más de dos años por voluntad de la madre, Beatriz G.G, debido en un principio a motivos laborales, y que en ese periodo ésta ha mostrado 'un escaso interés' por el hijo.

El fallo tiene en cuenta que el menor reside en el domicilio del padre y establece que procede 'acomodar a derecho una situación que de hecho ya se viene desarrollando desde hace más de dos años'. El padre del menor, Basilio Antonio Riera Cuevas, reveló ayer que este fallo impone a la madre un 'régimen de visitas más restrictivo de lo normal', un sábado y domingo cada 15 días de 11 a 20 horas y 'sin pernocta'.

Riera Cuevas manifestó, además, que desde que su hijo vive con él lo ha llevado prácticamente todos los días a visitar a los abuelos maternos, y que, a pesar de las restricciones del fallo, está dispuesto a ampliar el número de horas de visita a la madre si favorece 'el normal desarrollo' del niño.

La juez argumenta la decisión de revocar tres sentencias anteriores que hacían prevalecer los derechos de la madre por 'el escaso interés mostrado' por ésta, al no comparecer a la vista donde se decidió la custodia. Puso de relieve el hecho de que en los dos últimos años ella no visitó 'regularmente' al hijo.

Riera Cuevas, que pertenece a la Asociación de Padres Separados, mostró su satisfacción por el fallo y confió en que se convierta en un 'precedente'.

Entre los procesos que ha impulsado Riera Cuevas durante siete años, en 1996 presentó una denuncia ante el Tribunal Supremo contra los tres jueces que habían intervenido en su caso, a los que acusó de prevaricación, retardo malicioso en la administración de justicia e indefensión, aunque posteriormente se archivó el caso.