Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Información para parejas en trance de separación

¿Cómo afrontar la situación previa a la separación?.

Información para la pareja

Publicado el

INFORMACIÓN PARA PADRES QUE SE VAN A DIVORCIAR


Es importante para el bienestar de sus hijos que presten atención a las consideraciones que hacemos a continuación. Si finalmente todavía no se han decidido a divorciarse, podría resultar útil investigar las posibilidades de reconstruir su familia acudiendo a un programa de consejo matrimonial.

1.- La ruptura de la familia es un problema serio para la mayoría de los hijos. Y ello a pesar del beneficio que implica la finalización de las peleas entre los padres y del dolor causado por los conflictos matrimoniales. Los hijos necesitan una relación estable y positiva con ambos padres, relación que promueva un desarrollo psicológico y social sanos.

2.- Los padres deberán hacer un esfuerzo muy especial para crear las condiciones apropiadas que reduzcan el estrés y el sufrimiento de sus hijos y también para darles el apoyo psicosocial necesario que les ayude a manejar adecuadamente las inevitables privaciones que les causará la ruptura familiar. Lo que deben hacer a pesar de que probablemente los padres estén ellos mismos agobiados por sus propios problemas.

3.- Inmediatamente después de tomar la decisión de divorciarse, y de haber decidido sobre la custodia y sobre el régimen de visitan, deberán reunirse con sus hijos y juntos informarles sobre las decisiones que han tomado.

Enfatizarán que se les seguirá amando aunque los padres hayan dejado de quererse, que cada padre desea que los hijos sigan manteniendo buenas relaciones con el otro, y que cada uno ayudará a los hijos a superar los inevitables problemas que les causará la separación y el vivir en casas separadas.
 4.- Los padres deben permitir a sus hijos expresar de forma libre y abierta su posible oposición al divorcio y sus sentimientos negativos al respecto; su tristeza y dolor, su rabia, su inseguridad.
Los padres deberán ayudar a sus hijos a afrontar los meses turbulentos que siguen a la separación.

5.- Los padres deberán conseguir acuerdos en su divorcio que protejan los intereses de sus hijos.
Si fuera necesario, buscarán la ayuda de un mediador mutuamente convenido. El mediador les ayudará a descubrir los arreglos menos perjudiciales para los hijos, acuerdos que de esta forma no se verán influidos por las dificultades de los padres para colaborar y planificar juntos debido a su antagonismo exacerbado por los conflictos del divorcio.

Aunque no hayan tenido éxito como pareja, el mediador puede ayudarles a colaborar juntos como padres responsables del cuidado de sus hijos a quienes aman.
Los arreglos deberán incluir la garantía de un cuidado continuo y estrecho entre los hijos y el padre no custodio para conseguir que funcione como un padre auténtico, que alimenta, educa, cuida y acuesta a sus hijos, por ejemplo, y no simplemente como un huésped al que los hijos visitan con el propósito de pasar un rato divertido.