Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Consejos prácticos

Consejos prácticos para afrontar situaciones de separación o divorcio

Publicado el

Consejos prácticos:

1º.- En situaciones de crisis de pareja no dudes en acudir a profesionales que os puedan ayudar. Si cuando tienes gripe acudes al médico, ¿ Por qué no acudir a un psicólogo para diagnosticar y tratar en lo posible los problemas personales y de pareja?. Por cierto, los médicos tampoco curan siempre ni todas las enfermedades.

2º.- Si vas a separarte o divorciarte procura hacerlo de mutuo acuerdo. Es mucho más barato económica y moralmente. Es preferible ceder que pelearse en muchos casos (suele suceder que os peleáis por una cantidad y que los abogados cobran el triple por la pelea), y sobre todo infórmate previamente de las sentencias habituales para saber el terreno que pisas. No te fíes del sentido común, que en estos asuntos no vale.
En cualquier caso resulta mejor divorciarse directamente siempre. Muchas separaciones de mutuo acuerdo originan posteriores divorcios tormentosos.

3º.- Si tenéis hijos, es necesario que les expliquéis, a su nivel, la nueva situación, dejando bien claro que la ruptura de la pareja no va a afectar a su seguridad y a la relación de papá y mamá con ellos. Los niños sufren muy intensamente estas situaciones y en muchos casos les provocan problemas personales, en el colegio, con los amigos etc.

4º.- Si no es posible el acuerdo, nunca debes formular acusaciones más o menos insultantes hacia la otra parte. Recuerda que es el padre o la madre de tus hijos y que no sirve para nada. Hay una excepción: el juez debe escoger el progenitor custodio (en tanto no se imponga o se pacte la custodia compartida) y para ello es muy conveniente la exploración psicológica de los padres y su interacción con los niños.
En los Juzgados de Familia existen Gabinetes psico-sociales gratuitos ( su función es únicamente la de ayudar al Juez a tomar decisiones en materia de custodia de hijos ), pero no en el resto de los juzgados, haciendo necesario acudir a un peritaje externo con el coste que eso supone.
De todos modos lo que está muy claro es que para que la custodia se otorgue al padre y no a la madre, debe acreditarse que ésta desatiende a los hijos, tiene una grave perturbación o una conducta muy inmoral a los ojos del juez que es quién finalmente decide "en bien de los hijos".

Quede claro que nosotros rechazamos la custodia exclusiva y que pretendemos obtener la custodia compartida de los hijos, es decir, corresponsabilidad parental, o lo que es lo mismo: seguir siendo padres y madres después del divorcio
 
Amor que vuela
Cuando el amor vuela