Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

ESTUDIOS ESPAÑOLES sobre violencia de pareja

(La realidad de la violencia de pareja en España)

Aunque apenas han recibido atención mediática, los estudios españoles sobre violencia de pareja que tienen en cuenta los comportamientos de hombres y mujeres son relativamente numerosos. En esta página se reseñan 38 estudios de ese tipo realizados en España. Como puede verse, los resultados de esos estudios empíricos son absolutamente incompatibles con el postulado ideológico en que se basa la legislación española vigente en la materia (Ley Orgánica 1/2004), que sólo prevé la violencia unidireccional del hombre contra la mujer.

  1. Cáceres Carrasco, J. (2004): Violencia física, psicológica y sexual en el ámbito de la pareja: papel del contexto (Clínica y Salud, vol. 15: 33-54) - Estudio basado en una muestra clínica de 166 personas (76 hombres y 90 mujeres) derivadas a un centro de salud mental por haber experimentado algún tipo de trastorno psicopatológico relacionado con problemática de pareja o proceso de separación. El 16,41% de la violencia física fue sufrida por las mujeres, y el 10,33% por los hombres.

  2. Cáceres Carrasco, J. (2011): Abuso y violencia en las relaciones de pareja(Behavioral Psychology / Psicología Conductual, Vol. 19, Nº 1, 2011, pp. 91-116) - Se analiza el grado de abuso/violencia de pareja en 433 personas (219 mujeres y 214 hombres; edad media, 48 y 51 años; años de matrimonio, 24 y 23 años como promedio) que acudieron al Departamento de Psicología del Centro de la Red de Salud Mental de Navarra por dificultades en las relaciones de pareja en el período comprendido entre los años 2003 y 2009. En lo que respecta a la violencia física, el 5,7% de los hombres y el 4,95% de las mujeres de declaran agresores; y el 4,9% de los hombres y el 10,1 de las mujeres se declaran víctimas. El 1,3% de los hombres y el 6,7% de las mujeres declaran haber requerido asistencia médica.

  3. Cáceres, A. y Cáceres, J. (2006): Violencia en relaciones íntimas en dos etapas evolutivas (International Journal of Clinical and Health Psychology, Vol. 6, Nº 2, pp. 271-284) - En este estudio se analiza la frecuencia y la intensidad de violencia física, psicológica y sexual de la que manifiestan haber sido objeto hombres y mujeres en el contexto de una relación íntima. La muestra consta de 15 parejas de novios universitarios y 15 parejas de casados derivados a un centro de salud mental tras haber experimentado algún tipo de estrés relacionado con problemas de pareja. "Las medias de puntuaciones de violencia física y psicológica son bajas entre los novios, pero muy elevadas entre maridos y mujeres ... Sin embargo, ninguna dimensión es diferente con significación estadística, entre hombre y mujer." (Pág. 278 y tabla 3).

  4. Calvete, E., Orue, I., Gamez-Guadix, M. y López de Arroyabe, E. (2014): Social Information Processing in Dating Conflicts: Reciprocal Relationships With Dating Aggression in a One-Year Prospective Study (Journal of Interpersonal Violence, DOI: 10.1177/0886260514564160) - Estudio basado en una muestra de 1.272 alumnos de enseñanza secundaria (653 chicas y 619 chicos) de Vizcaya, de edades comprendidas entre los 13 y los 17 años. Se midieron las agresiones de pareja en dos fases (T1 y T2) separadas por un intervalo de un año. Las chicas presentaron tasas más altas de agresión psicológica en T1 y T2 y de agresión física en T2, mientras que los chicos presentaron tasas más elevadas de agresión sexual tanto en T1 como en T2.

  5. Corral, S. (2009): Estudio de la violencia en el noviazgo en jóvenes universitarios/as: cronicidad, severidad y mutualidad de las conductas violentas(Psicopatología Clínica Legal y Forense, Vol. 9, pp. 29-48) - En el estudio participaron 1081 estudiantes universitarios/as solteros/as, con edades entre 18 y 30 años de la provincia de Bizkaia. Mediante las Escalas Revisadas de Tácticas para Conflictos (CTS2) se midió la cronicidad, la severidad y la mutualidad de las agresiones. En cuanto a la cronicidad (número de veces que se realizan las agresiones), los resultados son bastante similares para todos los tipos de agresiones, salvo la victimización por violencia grave, que las mujeres se atribuyen en mayor proporción. En cuanto a la gravedad de las agresiones, los hombres registran mayores niveles de victimización, tanto para la violencia leve como para la violencia grave (ver anexo 1). En lo que respecta a la mutualidad de la violencia física, los porcentajes de perpetración unilateral declarados por los hombres son muy inferiores a los declarados por las mujeres, tanto para la violencia total (hombres: 11,9%; mujeres: 40,9%) como para la violencia grave (hombres: 13,3%; mujeres: 45,7%). Y los porcentajes de victimización unilateral declarados por los hombres son claramente superiores a los declarados por las mujeres, tanto para la violencia total (hombres: 22,5%; mujeres:10,7%) como para la violencia grave (hombres: 46,7 %; mujeres: 22,9%). La autora concluye que "las mujeres tienen 8.10 veces más probabilidades que los hombres (IC=2.97–22.12) de estar en una relación en la que el perpetrador de violencia física son ellas mismas, comparado con una relación en la que el perpetrador es solamente la pareja".

  6. Corral, S. y Calvete, E. (2006): Evaluación de la violencia en las relaciones de pareja mediante las escalas de tácticas para conflictos: estructura factorial y diferencias de género en jóvenes (Psicología Conductual, Vol. 14, Nº 2, 2006, pp. 215-233) - En el estudio participaron 1.130 estudiantes universitarios/as de diversas universidades del País Vasco, todos ellos del Campus de Bizkaia, con edades comprendidas entre los 18 y 30 años. En cuanto a la violencia física total, los porcentajes obtenidos para mujeres y hombres en victimización fueron similares (18,7% para las mujeres y 16,8% para los hombres), pero no lo son para violencia ejercida, dónde las mujeres reconocieron en mayor número de casos haber ejercido este tipo de violencia física hacia sus parejas (27,7% para las mujeres y 14,4% para los hombres). La misma pauta se refleja en las tasas de victimización por agresiones físicas graves, que son del 4% para las mujeres y del 3,5% para los hombres; y en las tasas de perpetración de agresiones físicas graves, que son del 5,8% para las mujeres y del 2,4% para los hombres.

  7. Cuenca Montesino, M.L. (2012): Agresión recíproca en las relaciones íntimas heterosexuales (Tesis doctoral, Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid) - La muestra total del estudio estuvo compuesta por 1.180 participantes (590 parejas), con edades comprendidas entre 18 y 80 años de edad pertenecientes a población comunitaria de Madrid. En cuanto a la violencia física menor, el 11,9% de los hombres y el 9,6% de las mujeres se declararon perpetradores; y el 9,7% de los hombres y el 8,3% de las mujeres se declararon víctimas. En cuanto a la violencia física grave, el 1,7% de los hombres y el 3,1% de las mujeres se declararon perpetradores, y el 4,4% de los hombres y el 2,5% de las mujeres se declararon víctimas. En cuanto a lesiones, el 1,4% de los hombres y el 0,8% de las mujeres se declararon causantes de lesiones leves a sus parejas, y el 2,7% de los hombres y el 2,5% de las mujeres se declararon víctimas de ese tipo de lesiones. En lo que respecta a lesiones graves, el 1% de los hombres y el 0% de las mujeres declararon haberlas causado, y el 0,8% de los hombres y el 0,5% de las mujeres declararon haberlas sufrido. (Tabla 4.3, pág. 160) "La ausencia de diferencias significativas en el uso y victimización de agresión psicológica y física en hombres y mujeres en la mayor parte de las escalas y subescalas de la CTS2, nos permite vislumbrar el posible carácter bidireccional o recíproco de la agresión en la pareja". (Pág. 162). En cuanto a la frecuencia de las agresiones, "la frecuencia media en el uso y victimización de agresión psicológica y física en hombres y mujeres en las escalas de la CTS2, nos permite vislumbrar el posible carácter bidireccional o recíproco de la agresión en la pareja." (Pág. 162).

Publicado el

  1. Sánchez Pardo, L., Navarro Botella, J. y Valderrama Zurián, J.C. (2004): Estudio internacional sobre género, alcohol y cultura «Proyecto GENACIS» (Sociedad Española de Toxicomanías, 2004) - El proyecto "Gender, Alcohol and Culture: an International Study" (GENACIS),  promovido por la Organización Mundial de la Salud, tiene como objetivo el estudio del alcoholismo y se desarrolla simultáneamente en varios países del mundo. El estudio, que  cuenta con un capítulo dedicado a la violencia de pareja, se basó en 1.850 entrevistas a personas mayores de 18 años de la Comunidad Valenciana, Galicia y Cantabria. "Las agresiones físicas a manos de personas con las que se mantenía una relación sentimental son más frecuente entre las mujeres (2,6%) que entre los hombres (1,6%), aunque esta circunstancia no puede evitar constatar que entre las víctimas de este tipo de violencia existe una significativa presencia de hombres (el 36,9%), a pesar de que en su mayoría siguen siendo mujeres (63,1%)." (Pág. 243). Las mujeres demandaron asistencia médica en niveles superiores a los de los hombres (en el 9,7% y el 6,9%, respectivamente) (Pag. 251).

  2. Soriano Díaz, A. (2011): La violencia en las relaciones de pareja en estudiantes universitarios. Propuestas educativas (Pedagogía Social. Revista Interuniversitaria, [1139-1723 (2011) 18, 87-97] - Investigación sobre violencia en las relaciones de pareja basada en una muestra de 493 alumnos de Magisterio en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada. El maltrato físico es sufrido por el 7,7% del alumnado femenino (7% ocasional y 0,7% frecuente) y por el 5,8% del alumnado masculino (5,5% ocasional y 0,3% frecuente).

  3. Viejo, C. (2014): Physical dating violence: towards a comprehensible view of the phenomenon / Violencia física en las relaciones sentimentales adolescentes: hacia la comprensión del fenómeno (Infancia y Aprendizaje / Journal for the Study of Education and Development, Vol. 37, No. 4, 785–815)- En el estudio participaron 2.687 adolescentes (45.8% chicos; 54.2% chicas; edad media = 16.85 años) de centros de enseñanza de Andalucía. Los datos se presentan muy desglosados. Globalmente, "ellas se implicaban más en agresión leve y ellos más en agresión grave". Si nos ceñimos a las formas más graves y frecuentes de violencia, las tasas de agresión son de 2,7% para los chicos y 1,4% para las chicas; y las tasas de victimización son de 1,2% para los chicos y 1,6% para las chicas.

  4. Viejo, C., Monks, C. P., Sánchez, V. y Ortega-Ruiz, R. (2015): Physical Dating Violence in Spain and the United Kingdom and the Importance of Relationship Quality (Journal of Interpersonal Violence, DOI: 10.1177/0886260514567963) - Estudio basado en sendas muestras de jóvenes de 15 a 18 años de Inglaterra (N=199) y España (N=200). La muestra final se redujo a los 306 jóvenes con experiencia de relación de pareja. En el caso de la muestra española, si nos ceñimos a las agresiones graves, el 28% de los chicos y el 15,6% de las chicas se declararon perpetradores ocasionales, y el 13,3% de los chicos y el 24,1% de las chicas se declararon víctimas ocasionales; asimismo, el 2,4% de los chicos y el 2,6% de las chicas se declararon perpetradores frecuentes, y el 3,6% de los chicos y el 1,3% de las chicas se declararon víctimas frecuentes (cuadro 2).

 

[Actualización más reciente: 24 de abril de 2015]