Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

SOBRE LA ESPAÑOLA SECUESTRADORA BUSCADA POR EL FBI

 

BUFETE PÉREZ-ROLDÁN, S.L. a ANTENA3 TV.

 

 

Antena 3 Televisión

 

Programa Espejo Público

 

 

En Madrid, a 25 de marzo de 2013

Muy señores míos,

Les escribo como abogado de Victor Damián Bori Garrido.

Ayer domingo nos llamaron a mi cliente y a mí para invitarnos a intervenir en su programa Espejo Público. Agradecimos amablemente su invitación por cuanto era para hablar sobre los motivos por los que el FBI había puesto en busca y captura a Ana Serrot Geminellí, excompañera de mi representado.

En resumen les informamos de los motivos de la busca y captura y del temor que tiene mi representado a las posibles represalias de Ana Serrot, y nos dijeron que de todo podríamos hablar en su programa. En resumen, lo que les contamos fue:

1.- Que en mayo de 2010 Ana Serrot (de triple nacionalidad, argentina, estadounidense y española) secuestró al hijo de ambos, sacándolo de Estados Unidos, donde el niño había nacido y se había criado hasta entonces. Que igualmente mi representado tenía entonces esa triple nacionalidad.

2.- Que para poder salir de Estados Unidos engañó al cónsul español, que le libró un salvoconducto con la disculpa de que la madre de la señora Serrot estaba gravemente enferma.

3.- Que tanto la Sección 22 de la Audiencia Provincial de Madrid, como las Salas de lo Penal del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional habían declarado que el traslado del menor había sido ilícito (esto es, constitutivo de un delito popularmente conocido como secuestro de menor). Que igualmente, dos Sentencia americanas declaraban otro tanto: una civil y otra penal. Que todas estas resoluciones acreditaban el engaño con el que actuó la Sra. Serrot. Por todo ello, la Audiencia Nacional ha imputado a la Sra. Serrot por un delito de secuestro, estando pendiente que presente su escrito de defensa para que se señale juicio.

4.- Que mi cliente solicitó en numerosas ocasiones, ante los Tribunales españoles, poder ver a su hijo, a lo que la Sra. Serrot se negó en reiteradas ocasiones. Que igualmente lo intentó a través de la embajada americana, aprovechando que ambos, al igual que el hijo, son ciudadanos norteamericanos, a lo que la Sra. Serrot también se negó. Que del mismo modo, para obstaculizar cualquier tipo de contacto del hijo con su padre, la Sra. Serrot denunció falsamente a mi representado, siendo archivadas o absuelto (previo juicio) de todas las acusaciones, demostrándose la falsedad de las mismas, pues por ejemplo en una de ellas la Sra. Serrot denunció que acudió a su casa de Madrid para amenazarla, habiendo quedado acreditado que mi representado se encontraba en tal momento en Estados Unidos.

5.- Que aprovechando su estancia en España con motivo del juicio de medidas provisionales, recorrió las guarderías de Madrid para localizar a su hijo, hasta que lo localizó en una del distrito de Barajas el viernes 4 de mayo de 2012. Que entonces la directora se negó a dejárselo ver (incumpliendo la ley española, que establece que todo guardar debe entregar los menores a sus progenitores si no existe sentencia que lo impida, y entonces no existía Sentencia alguna), llamando a la policía, que a su vez llamó al Juzgado y le dijeron que podía ver al niño por cuanto no existía ninguna resolución judicial que diera la custodia a la madre. Que por ello acudió el lunes siguiente, día 7, y decidió llevarse a su hijo para poder disfrutar de su compañía, como cualquier padre hubiera hecho después de la que madre mantuviera durante dos años al niño sin contacto con su progenitor. Que para evitar que la madre pudiera denunciarle en falso, decidió irse al extranjero, entregando voluntariamente al menor  antes de las 24 horas. Y que del mismo modo se había achacado a mi cliente que entró con violencia a la guardería, cuando la realidad es que mi representado grabó la recogida del menor y se veía claramente que no hubo violencia alguna, y que fue su hijo quien se le echó a los brazos al verle. Por todo esto se abrió contra mi representado (al que se le puso en busca y captura a pesar de tener domicilio conocido) una causa penal que ha terminado archivada por inexistencia de delito alguno.

6.- Que lo más sorprende es que al poco de secuestrar la madre al menor, este fue puesto en búsqueda por la Interpol, y que durante casi dos años la policía española sabía dónde se encontraba el mismo y sin embargo, había incumplido con su deber de colaboración con la Interpol no comunicando nada al respecto. Que igualmente es sorprendente que las autoridades españolas (personal de la guardería y la propia policía) sabiendo desde hacía tiempo que el menor estaba en búsqueda por la Interpol y que tenían obligación de transmitir oficialmente esa información no lo hicieran, autorizando la matriculación de un menor sin la firma del padre. Que igualmente era sorprende que se hubiera permitido el empadronamiento del menor sin la firma del padre. Y que finalmente, la Sra. Serrot ha contado durante bastantes meses con escolta policial y cuenta hoy en día con un avisador de víctimas que cuesta un dineral al contribuyente español cuando hasta ahora la única imputada por los dos países, Estados Unidos y España, es ella.

7.- Por lo demás, también les informamos que el Auto que le concede a la madre la custodia del menor se dictó el mismo lunes 7 de mayo, cuando el padre fue a recoger a su hijo a la guardería, y ello con independencia de que el auto aparezca fechado en abril. También les contamos que tales hechos los podíamos probar, pues contábamos con una grabación de la policía que acreditaba que el 4 de mayo no existía resolución alguna, así como una certificación de la Secretaria del Juzgado de Violencia que acreditaba que se corrigió la fecha del auto y que, efectivamente, este no se notificó hasta días después del 7 de mayo.

8.- Por eso, también les contamos como las autoridades Suizas habían pedido a España que acreditara que el auto era firme y definitivo y que había sido notificado a las partes, a lo que el Juzgado de guardia comunicó que en efecto era firme (ocultando que no era más que provisional) y diciendo que había sido notificado al procurador (cuando no fue así). Del mismo modo, la policía accedió sin autorización del Juzgado a una cuenta corriente para ver los movimientos de la misma, llamando al propietario de un inmueble para que les dijera donde estaba la vivienda que tenía arrendada. Esta conversación igualmente está grabada. Finalmente, la policía vendió la localización del menor como un logro propio en colaboración con el servicio diplomático español, cuando la realidad es que en 24 horas fueron incapaces de localizar el menor. Si lo localizaron no fue por la labor policial española, sino porque el padre, que si hubiera querido podría haber volado hasta Estados Unidos amparado por la Sentencia que le otorgaba la custodia decidió entregarlo voluntariamente y dar instrucciones al cónsul norteamericano para que informara a las autoridades españoles de la localización del menor. Si el padre no se llevó al menor a Estados Unido fue para que cuando creciera no achacará al padre que hubiera hecho lo mismo que hizo la madre dos años antes.

9.- Por último, les comunicamos que mi representado tenía miedo a la Sra. Serrot, pues maneja con soltura las armas al ser hija de un militar argentino que huyó en su día de su país, así como que la misma tiene antecedentes penales por varios robos en el Estado de Arkansas. Que por tal motivo, mi representado se había visto obligado a entrar en un programa de protección de víctimas y le habían proporcionado un nuevo nombre. Sin embargo, ustedes han permitido que la Sra. Serrot dijera en público el nuevo nombre de mi representado, que ha sido pronunciado a modo de amenaza. Es más, también ocultaron que este militar argentino, al poco de llegar a España se afilió al PSOE y llegó a ser Secretario de Inmigración por el Distrito de San Blas, sospechando que pudo ser a través de su contactos que se empadronarse al menor en España sin la firma del padre.

 

Pues bien, se suponía que de todo esto podríamos hablar, lo mismo que ustedes mostrarían los videos y todas las resoluciones judiciales.

Publicado el

Por eso nuestra sorpresa fue mayúscula al producirse nuestra intervención. En primer lugar porque a la Sra. Serrot y a su abogada se las invitó al plató y se las informó de nuestra intervención. Sin embargo a este letrado (que reside en Madrid) no se le invitó al plató y ni al mismo ni a su cliente se les avisó de que estaban invitadas las mismas. En segundo lugar, porque a ambas se las permitió mentir descaradamente sin que nosotros (por cuestiones técnicas controladas por ustedes) pudiéramos interrumpirlas. Sin embargo, a nosotros se nos interrumpió constantemente por parte de las dos invitadas e incluso por el presentador, pues cuando este letrado empezó a hablar de las resoluciones españolas que imputaban a la Sra. Serrot o quiso explicar el por qué el FBI informaba del paradero desconocido de la secuestradora, se le cortó sin más.

Ahora bien, la sorpresa ha sido superlativa cuando al ver en enlace el programa en internet (http://www.antena3.com/noticias/sociedad/ana-serrot-dijo-que-iba-convertir-mayor-hijo-puta-iba-quitar-nino_2013032500056.html) hemos descubierto que han censurado incluso la corta intervención que nos permitieron.

 

No podemos dejar de manifestar nuestra sorpresa porque un medio tan solvente como Antena3  utilice prácticas tan poco deontológicas desde el punto de vista profesional. Tampoco podemos comprender como un servicio público como la televisión (pues como servicio público, aunque sea de titularidad privada, cataloga a la televisión nuestra Constitución Española) es capaz de presentar como modelo a una mujer imputada en España por secuestro y como, en cambio, los intervinientes en el programa se atrevían a tildad de secuestrador a mi representado cuando sabían que la causa contra él fue archivada porque no hubo ni un solo elemente antijurídico en su comportamiento.

Les agradeceremos que rectifique esta postura para evitar el efecto llamada de este tipo de “justificaciones”. Con programas públicos como éste España se está convirtiendo en tierra de promisión para secuestradoras de menores de todos los países de nuestro entorno (el 80 % de los secuestros los realizan las madres), pues se creen que en España encontrarán amparo. Y es que es impensable en cualquier otro país occidental que en un programa televisivo se escandalice de que un padre se lleve a su hijo 24 horas cuando en los Juzgados españoles (por su tradicional mal funcionamiento) llevaban dos años sin resolver nada, y sin embargo no muestren el mismo escándalo porque una mujer sustraiga de su país de origen a un menor (engañando a una autoridad española) y lo mantenga dos años impidiendo todo contacto con el padre. Si la madre ha movido mediáticamente este asunto es porque se ve desesperada y teme perder la custodia en España, pretendiendo que la presión mediática se vuelva a su favor para que la Juez española no le otorgue la custodia definitiva al padre.

Sería de desear que sean capaces de convertir su programa en un programa de información, y no en un antro de sesgo ideológico desfasado en una España donde los ciudadanos entienden que los niños, para criarse de manera sana, necesitan un padre y una madre. Lo triste es que esta actuación suya la hayan realizado aprovechando la ausencia de Susana Griso, que si por algo se caracteriza es por su objetividad.

Sin otro particular, y esperando que nos permitan manifestar nuestra  posición en igualdad de condiciones, así como que los intervinientes que tildaron a mi representado de “secuestrador” retiren públicamente sus palabras, se despide atentamente

 

Javier Mª Pérez-Roldán y Suanzes-Carpegna

Abogado de familia

Teléfono: 915708739 / 620884535

Sin otro particular, atentamente

 

 

 

Javier Mª Pérez-Roldán y Suanzes-Carpegna

ICAM 66950

 

BUFETE PÉREZ-ROLDÁN, S.L.

Calle Sor Ángela de la Cruz 24, escalera B, 5º F

28020 Madrid

Teléfono: 915708739

Fax: 915797163

www.bufeteperezroldan.com

www.perezroldan.com