Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

CARTA URGENTE, ABIERTA Y PÚBLICA AL PARTIDO POPULAR. ?

(Sobre la necesidad de la mediación familiar en los procesos de separación y divorcio y sobre la urgente derogación de la denominada ?ley integral contra la violencia de género?)

CARLOS AURELIO CALDITO AUNIÓN.

PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE PADRES Y MADRES SEPARADOS DE EXTREMADURA CUSTODIA COMPARTIDA ¡YA!

Publicado el

La mediación familiar es un mecanismo que potencia el consenso ante la confrontación-rivalidad, un instrumento que limita las expectativas de las partes con respecto a posibles ventajas económicas o generadoras de desigualdad, incompatibles con ejercicio compartido de la patria potestad, o como dicen los franceses de la “autoridad parental compartida”.

Es urgente implantar en España un procedimiento que priorice la corresponsabilidad frente a las “obligaciones” respecto de los hijos. Un sistema que respete la voluntad de las partes en cuanto a la organización de su convivencia y la de sus propios hijos, respecto de la guarda, custodia y tiempos de estancias-visitas; respecto de las tomas de decisiones y responsabilidades; respecto de la resolución de las “diferencias”; respecto de los gastos referentes a la crianza y a la educación de los hijos…

La Mediación Familiar pretende ayudar a los progenitores que, no viven juntos, a desarrollar el mejor entorno de convivencia posible, dada la situación de separación. Conditio sine qua non para lograr un buen acuerdo es que, la idoneidad o capacidad de los padres para ejercer sus responsabilidades y derechos respecto de sus hijos sea considerada igual que cuando existía la convivencia marital.

Esto implica no olvidar tampoco que, el equilibrio emocional del menor implica imprescindiblemente la presencia de ambos padres; y que el referente paterno/materno filial es igualmente necesario para su normal desarrollo, y por supuesto necesario si queremos preservar el “interés superior del niño” debiéndose evitar las ventajas procesales, coacciones emocionales, y situaciones de dependencia económica que suponen el germen de formas diversas de violencia y de futuros perjuicios para los hijos.

Desde que el Gobierno del Sr. Rodríguez Zapatero anunció la modificación del Código Civil en lo que respecta a la separación y al divorcio, al final del verano de 2004, se ha abierto al entender de muchas personas, un falso debate de manera especialmente interesada. Se ha argumentado de forma absurda y disparatada en contra de la Custodia Compartida, se ha llegado a –incluso- decir que la misma perjudica seriamente a los hijos y también a las mujeres... o que sólo están interesados en ella hombres maltratadores, para seguir “victimizando” a la mujer…