Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Renovar el vestuario

En el año dos mil, en una entrevista concedida por Juan Luís Arsuaga al periódico El Mundo, el antropólogo afirmaba: ?hay mucha gente que es del PSOE o del PP como se es del Madrid o del Barça: lo hagan como lo hagan, son fieles a su equipo, a su partido.?

En aquel entonces yo era un joven estudiante de bachillerato, comprometido con las ideas del marxismo y deseoso de comenzar mi vida universitaria.

Hoy, once años después soy licenciado, padre separado y no tengo clara mi opción política ante las próximas elecciones.

Publicado el

Pero por casualidad me he vuelto a encontrar con la mencionada entrevista, y esto ha serenado mi desasosiego. Por primera vez en mi vida me estoy planteando votar un proyecto electoral y no unas siglas políticas. En definitiva, creo que prefiero analizar las características y la calidad de mi nueva chaqueta a dejarme llevar por la firma de la misma. ¿ésto significa que soy un chaquetero? No lo creo.

Es de higiene democrática, en estos tiempos, dejar a un lado el frenesí político con el que antaño se acudía a las urnas. Hace décadas que caducaron los enfervorecidos y fragorosos discursos de Gil Robles y Largo Caballero.

Ahora, las pulsiones dialécticas en las tribunas no reivindican la revolución social, afortunadamente. Nuestros políticos se han convertido en auténticos hombres de Estado, comprometidos con las políticas del bienestar social y con las reglas del mercado internacional.

Y aunque “ Hombres veo que de hombres sólo tienen, sólo gastan el parecer y el cigarro el pantalón y la barba...” sin restarle razón al poeta de Orihuela , creo que la mejor manera de presionar a estos caballeros es olvidándonos de las siglas bajo las que se resguardan y analizar en profundidad sus programas electorales.

Lancemos unas incómodas pregunta al votante.

¿Cuantos padres separados han votado al Partido Socialista sin ser conocedores de sus pretensiones legislativas en materia de familia?
¿volverán a votar al PSOE cientos de miles de padres que sufren con impotencia la privación de ser un referente real para sus hijos?,
¿les volverán a votar los arruinados por un proceso de divorcio? ¿y los que han pernoctado con estupor en una comisaría por una falsa denuncia de malos tratos bajo los postulados de una Ley de dudosa constitucionalidad?

El Partido Popular ha iniciado un viraje ideológico necesario, racional y positivo con sus iniciativas de reivindicar el modelo de custodia compartida como modelo preferente en algunas comunidades.

No faltarán voces de feministas radicales argumentando que esas iniciativas responden a una estrategia electoralista. Pero opino que mas ruin es mantenerse en el poder a costa de estigmatizar a la mitad de la población, proyectando una desigualdad manifiesta entre hombres y mujeres que a nadie beneficia, y que nos retrotrae al arcaico esquema familiar donde la mujer, por se mujer ha de cuidar de las criaturas y el hombre ha de generar sustento económico.

A la vista de esto, creo que las palabras progresista o conservador están vacías de sentido cuando nos referimos a los derechos de nuestros hijos.

Machado decía que “en política sólo triunfa quien pone la vela donde sopla el aire” . No me considero un mercenario ni un chaquetero con mi voto, pero prefiero votar a los proyectos electorales que más racionales me parecen.

Y cuando me compro una chaqueta nueva siempre observo que sea de mi talla.

Jesús Sendarrubias