Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Un transexual ¿Es peligroso para su hijo?

ELPAIS.com

Estrasburgo sentencia que España no discriminó a una transexual

Un juez español limitó las visitas a su hijo tras su cambio de sexo.-

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos aprecia el interés superior del menor

JULIO M. LÁZARO - Madrid - 30/11/2010

Publicado el

Alexia tuvo un niño en 1998, cuando se llamaba Alejandro. Cuatro años después se separó e inició el proceso de cambio de sexo.

Esa transformación fue aducida por su ex esposa para quitarle la custodia compartida y reducirle el régimen de visitas.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo (Francia), ha sentenciado hoy que España no discriminó a esta transexual de Lugo por las restricciones impuestas sobre su derecho de visita a su hijo. La Corte ha tenido en cuenta el "interés superior del menor", dado que la "inestabilidad emocional" del padre, que siguió a su cambio del sexo masculino al femenino, era susceptible de perturbar al niño, y ha declarado que en este caso no hubo discriminación por violación del derecho a la vida privada y familiar.

Alexia, más cerca de su hijo

Homofobia

Una juez limita las visitas de un padre transexual a su hijo

Alexia Pardo: "Que los políticos dejen de ponerse detrás de las pancartas y defiendan los derechos de los transexuales"

AUDIO - Cadena Ser - 03-07-2010

Jesús Cintora entrevista a Alexia Pardo, a quien la justicia le impidió ver a su hijo cuando le comunicó a su ex mujer que se iba a someter a un cambio de sexo. Es el primer caso de este tipo que se eleva al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, después de que los tribunales españoles acusaran a Alexia de desequilibrio emocional por su transexualidad -

Separado de su mujer en 2002, el juez aceptó el régimen de visitas acordado por ambos progenitores, que atribuía la guarda del niño a la madre y la patria potestad a los dos padres conjuntamente. Se fijó un régimen de vistas a favor del padre, con el que el niño pasaría un fin de semana de cada dos y la mitad de las vacaciones escolares. Sin embargo, la madre, Patricia Quintas, pidió dos años después, en mayo de 2004, que se privase al padre del ejercicio de la patria potestad, se suspendiese el régimen de visitas y toda comunicación del padre con el niño.

Alegó "falta de interés" del padre por el menor, así como el hecho de que el progenitor seguía un tratamiento hormonal para cambiar de sexo y se vestía y maquillaba habitualmente como una mujer.

Un juzgado de Primera Instancia de Lugo decidió rechazar la demanda de privación de la autoridad paterna y decidió restringir el régimen de visitas antes que suspenderlo totalmente.