Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

El 80% de los casos que llegan al Juzgado de violencia machista son infracciones ridículas

Amaya P. GIJÓN

Jesús Villanueva Caparrós es el Fiscal decano de Avilés y uno de los profesionales más veteranos del palacio de Justicia de Marcos del Torniello.

http://www.lne.es/aviles/2010/11/21/80-casos-llegan-juzgado-violencia-machista-son-infracciones-ridiculas/997274.html?pCom=3#EnlaceComentarios

Publicado el

Jesús Villanueva Caparrós. Fiscal decano de Avilés

«No estoy de acuerdo con el posible traslado de los asuntos de maltrato a Gijón; no podemos hacer una ley muy estricta y luego poner puentes»

El destacamento avilesino está formado por seis fiscales y la secretaría ganará un funcionario del cuerpo tramitación próximamente tras casi veinte años sin sumar una plaza. Pasarán a ser cinco funcionarios: tres de tramitación, uno de gestión y uno de auxilio.

-Logró el sexto fiscal para Avilés, ¿la plantilla es ahora suficiente para la carga de trabajo?

-Si se pudiera crear otra plaza mejor que mejor, pero lo cierto es que la sexta se ha notado. Estamos más relajados en cuanto a señalamientos. De todas maneras, insisto en que el problema fundamental son las vistas civiles. Para que podamos asistir es necesario más personal, pero eso no sólo ocurre en Avilés, sino también en Oviedo, en Gijón...

-¿Con la crisis han aumentado los delitos contra la propiedad y el orden socioeconómico?

-Sigo sin percibirlo. La Policía Nacional insiste en que hubo una especie de alarma con la quema de coches y robos en establecimientos públicos, pero yo creo que son rachas. Lo que preocupa es que empiezan a registrarse robos en domicilios de la zona limítrofe de Avilés, en Miranda, la zona de Heros, y se sospecha que puedan ser bandas organizadas.

-¿Y los de violencia de género?

-Cada año aumentan un poco, pero cualitativamente no hay diferencias. Sigo sin ver la eficacia de las leyes contra la violencia de género porque sigo convencido de que a las maltratadas de verdad no las vemos.

El 80 por ciento de los casos que llegan al juzgado número 5, el de violencia machista, son infracciones ridículas, discusiones que bajo mi opinión, y la de mis compañeros, no deberían trascender al ámbito judicial. Lo pensamos todos. Sin embargo, las maltratadas de verdad siguen sin aparecer.

-¿Qué falla?

-No sé si arreglamos mucho agravando las penas para infracciones nimias o de poca trascendencia. No digo que no tenga que haber una sanción, pero la mayoría de lo que vemos aquí no son casos relacionados con un reflejo de la superioridad del hombre sobre la mujer, sino que son conductas en plano de igualdad. Te ves obligado por ley a pedir pena y a criminalizar a gente que realmente no es maltratadora. Habría que penar conductas de maltrato, no discusiones de pareja.

-Hace meses trascendió el posible traslado al juzgado especializado de Gijón de los casos de violencia machista del partido judicial avilesino...

-Y siguen insistiendo. Aún no se sabe si se van a trasladar los casos al juzgado exclusivo de Gijón.

-¿Y qué opina?

-Estoy totalmente en contra de ese planteamiento. A nosotros realmente nos beneficiaría, ya que tendríamos menos trabajo, pero es una prueba de que el propio sistema se da cuenta de que la ley es ineficaz. Si hay un sistema en el que es necesaria la cercanía del ciudadano al justiciable es ese. Lo que no podemos es hacer una ley muy estricta y luego poner puentes a la gente para que ejercite sus derechos. A ver con qué cara le decimos a la gente del Occidente de Asturias que vayan a Gijón a presentar las denuncias o a tramitar los asuntos.

-No es la primera vez que se plantea el traslado de este tipo de casos a otros partidos judiciales...

-Ya se intentó cuando se creó el juzgado especializado en violencia de género de Oviedo. Entonces los poderes políticos de Avilés y la oficina de atención a las víctimas se movieron y el planteamiento no fructificó. El problema, probablemente, es que Gijón no tenga números para uno exclusivo y quieran llenarlo con otras zonas. Eso sí que es alejar la justicia del ciudadano.

-¿La oficina judicial sigue en el limbo?

-Aquí sigue sin notarse nada. Cada reforma que hacen supone una burocratización mayor de la justicia y eso no me gusta. A veces parece que el legislador no se fía ni de los jueces ni de los fiscales.

Jesús Miguel Villanueva Caparrós

El avilesino Jesús Villanueva Caparrós, Fiscal decano de Avilés, lleva a sus espaldas veintiún años de carrera judicial. El pasado julio cumplió nueve años en el palacio de justicia de Marcos del Torniello, adonde llegó en julio de 2001. Villanueva encabeza el destacamento avilesino, compuesto por seis fiscales, y formó parte durante seis meses del equipo que puso en marcha la Fiscalía de menores en Asturias, el periodo más complicado de su carrera.