Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Hacia un nuevo modelo de corresponsabilidad parental

FRANCISCO SERRANO CASTRO Magistrado, juez de familia, titular del Juzgado de Primera Instancia n.º 7 de Sevilla desde mayo de 1998.

Ha dictado unos 20.000 autos y sentencias sólo en materia de Derecho de familia y ha sido premiado por la Asociación de Asistencia a Mujeres Violadas (Amuvi) y por la Asociación Pro Derechos del Niño y la Niña (Prodeni) por su defensa de maltratadas y menores.

Ex presidente de la Asociación Multidisciplinar para la Investigación de Interferencias Parentales (Asemip), actualmente preside la Plataforma Ciudadana por la Igualdad.

Publicado el

Avance imparable

Pese a todo, el avance, el progreso, se antoja imparable. Hoy en día se puede ver una luz de esperanza al final del negro túnel. Tal resplandor de coherencia permitirá que cambien actitudes, empezando por la de muchos jueces y fiscales, aún anclados en prejuicios sexistas, que permitan poder valorar, sin apriorismos y en beneficio de padres, madres e hijos, la posibilidad de que en cada supuesto de ruptura familiar, pero con ese criterio de preferencia a favor del modelo de custodia compartida, se pueda mantener una vinculación y apego materno y paterno filial estable, sano e interactivo.

Porque, tal y como expongo en el libro Un divorcio sin traumas, “la vinculación paterna y materna, hoy en día, se comienza a entender como un proceso, no tanto impuesto por imperativos biológicos, sino querido y deseado”.

Una vinculación con base emocional, bilateral y bidireccional entre padres e hijos, interactiva, en la que la relación, el contacto, la cercanía, el afecto, la ternura y el juego ejercen papeles importantes. Una vinculación que se desarrolla en la vida cotidiana y que resulta dinámica, sujeta al devenir de los estadios propios del ciclo vital: la fusión, el desapego, la autonomía y el reequilibrio o reestructuración. Una vinculación parental-filial, por último, que es vulnerable, en tanto que se encuentra sometida tanto a influencias negativas provenientes del estado psíquico-social de los adultos e hijos, como del ambiente que pueda ser más o menos favorecedor u hostil, pudiendo darse diversos tipos de vinculación (fuerte, segura, débil, inestable y patológica). Esa vulnerabilidad se reduce exponencialmente cuando el modelo de custodia exclusiva se ve superado por otro de compromiso y reparto de obligaciones y funciones nutrientes en la crianza de los hijos: el de custodia compartida.

26 iuris noviembre 2010
Tribuna

Bibliografía

�� Ivars Ruiz, J.: Guarda y custodia compartida: aspectos procesales y sustantivos: doctrina y jurisprudencia. Valencia: Tirant lo Blanch, 2008.

�� Lathrop Gómez, F.: Custodia compartida de los hijos. Las Rozas: LA LEY, 2008.

�� Pinto Andrade, C.: La custodia compartida. Barcelona: Bosch, 2009.

�� Serrano Castro, F.J.: Un divorcio sin traumas: cómo superar los conflictos del divorcio mediante la mediación conciliadora y las soluciones extrajudiciales. Córdoba: Almuzara, 2009.

�� VVAA: “Custodia compartida y protección de menores”, en Cuadernos de Derecho judicial, n.º 2, 2009.