Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

La Nueva Pareja del progenitor obstruido del vínculo con los hijos

Autor: José María Bouza - Co autor del Libro ? ? (SAP) SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL Proceso de obstrucción del vínculo entre los hijos y uno de sus progenitores ?, Co ? autor del Libro ?Restitución internacional de Menores ? Aspectos Civiles y Penales? , Autor de la Obra de Teatro ? Atrapados en la Justicia?, Fundador ? Presidente de APADESHI ?Asoc. De Padres Alejados de sus hijos ? Argentina

Publicado el

La Nueva Pareja:

No debe incorporarse en forma súbita a la vida del núcleo familiar, y si buscar que los niños y ó adolescentes se vayan adaptando en una forma natural, sin forzar la situación. Es conveniente la presentación previa conversación con los hijos, explicando los sentimientos que los une y reforzando los que mantiene con ellos.

No debe asumirse ni presentarse como nueva Mamá o nuevo Papá, son otros afectos importantes que irán teniendo espacio propio y crecimiento sin necesidad de reemplazar o superponer roles.

No debe hablar mal delante los hijos sobre el otro Progenitor, ni inmiscuirlos en cuestiones legales, aún en los momentos en los cuales sufran de agresiones personales y Jurídicas, tan usuales en estos casos.

No debe hacerles un interrogatorio a los niños cuando llega de la casa de el otro Progenitor, de como vive , que hace , que le dijeron.

No debe sentir celos por la ex, ó el ex, a ellos los vincula los hijos, es una relación por siempre aún con todas las deslealtades y dentro de sus posibilidades ayudar al dialogo para el bien de todos.

No debe sentirse frustrado /a si las relaciones iniciales con los hijos de su pareja, no son las esperadas, vienen de experiencias difíciles, con posibles manipulaciones emocionales para el rechazo y el temor a nuevas trabas vinculares y presiones los condicionan.

No debe asumir en forma autoritaria la relación con esos hijos, sino por medio de la delegación de su cónyuge, dejando la comunicación de temas importantes a su progenitor, siendo necesario que este de un mensaje claro a los hijos, en el sentido que su pareja esta a cargo de ellos en su ausencia.

No debe posponer embarazos, si los desean, por los conflicto vinculares y legales de su pareja. Estas provocaciones y agresiones del obstructor de vinculo, suelen perdurar durante toda la infancia y adolescencia de los hijos y no deben ser condicionantes del actual proyecto familiar.

Al iniciarse una nueva relación es importante no reducirle el tiempo al Progenitor en la dedicación a los hijos, y hacerles sentir que ellos forman parte del proyecto de familia.

Debe fomentar proyectos conjuntos con los hijos sean laborales, deportivos, de estudios, de esparcimiento. Procurar que haya actividades grupales, pero que también tengan salidas a solas con el progenitor

Tratar de brindarles a los hijos, de ser posible una habitación propia o un espacio al cual identifiquen como suyo, y del cual cuiden.

Debe conocer que el conflicto con la ex pareja va a estar presente por años, y prepararse a estar involucrado / a , desde lo personal a lo Judicial y evitar que dañe la relación, atendiendo que la persona que ejecuta el impedimento de contacto con los hijos, suele tener actitudes violentas y es altamente litigante.

Por celos o inducidos por el otro Progenitor, los hijos pueden llegar a intentar dañar la pareja nueva, buscando la ruptura de la misma. Ante este riesgo se les debe mostrar que ellos conservan su lugar y se agrega una persona mas que los quiere y que no busca ocupar espacios que les corresponde a ellos.

Al formar una nueva familia las obligaciones alimentarías deben cumplirse mas allá de los nuevos gastos e hijos de ambos y el tiempo de contacto con los hijos inmersos en el conflicto respetado a pesar de nuevos compromisos. Las obligaciones alimentarías son para los hijos y no para la ex pareja, aún si esta utilizara el dinero para si.

La nueva pareja casada legalmente, es considerada pariente político de los hijos de su cónyuge, no es un extraño, tiene un vinculo de familia.