Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

La vida en siete días

CORUÑÉS EN SU RINCÓN | IGNACIO BERMÚDEZ DE CASTRO OLAVIDE

Fernando Molezún A Coruña/La Voz de Galicia. 12/6/2010

El lector voraz coge la pluma Este devorador de libros, poseedor de cinco titulaciones universitarias, amplía su currículo al ingresar en el mundo literario con su primera novela

Publicado el

«Es un reto personal. Mera ansia de conocimiento. Eso sí, siempre he sido un hombre de letras, hasta el punto de que si veo un número me mareo».

Así explica este abogado de familia y colaborador de La Voz y Radio Voz la retahíla de títulos académicos que jalonan su currículo.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago y en Geografía e Historia, Ciencias Políticas y Sociología, Filosofía y Antropología Social y Cultural por la UNED -a la que no en vano considera su «segunda casa»-, Ignacio Bermúdez de Castro Olavide, lector voraz desde crío, cruza el Rubicón literario con la publicación de su primera novela, Una vida en siete días (Huerga y Fierro Editores), que esta semana llegó a las librerías coruñesas tras su presentación en la Feria del Libro de Madrid.

Poseedor de una biblioteca que alberga unos 10.000 volúmenes, reconoce padecer cierta libropesia, una adicción definida por Quevedo como «sed insaciable de pulmón librero». Una pasión, al fin y al cabo, que solo equipara a la que siente por su familia y por docena y media de amigos y que contagia con su culta conversación, apoyada en un sinfín de referencias bibliófilas que vuelca en su novela.

No perdona sus visitas diarias a librerías como la Nova Colón, «donde todavía puedes hablar con auténticas libreras como son sus propietarias», y advierte que jamás dejaría un libro: «Si me pides uno, al día siguiente lo tienes, pero comprado concretamente para ti y sin mi ex libris».

Reconoce viajar con una maleta exclusiva para sus libros: «Es que no me gusta la playa, y eso en verano te deja largas horas para dedicar a la lectura», admite con una sonrisa. Precisamente esa es otra de sus pasiones, viajar. Algo que hace siempre bajo la condición de coruñés enamorado de su ciudad: «He visto ciudades que son casi tan bonitas como A Coruña», bromea.

Dice leer poca novela -«soy más de ensayo e historia»- y muestra especial debilidad por las Vidas paralelas de Plutarco, García Márquez y la pareja Jean Paul Sartre-Simone de Beauvoir, «y no necesariamente por ese orden, que admiro más a la pequeña castora que al existencialista», apunta. Aun así, cuando con intención de ponerle en un aprieto se le obliga a escoger un único volumen que salvar de un hipotético incendio en su biblioteca, palidece y sentencia:
«Ninguno.
Me tiraría al fuego».
 
La vida en siete días
Novela de Ignacio Bermúdez de Castro