Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

S.A.P. severo

Se acuerda el ingreso de la menor en un centro de acogida para el tratamiento psicoterapéutico de la alienación producida por la madre: Sentencia de la Audiencia Provincial de Almería (Sec. 2ª) de 13 de mayo de 2009.

(Nota: en primera instancia se concede la Custodia al padre y la Audiencia revoca esa decisión y se la concede a la madre, probada alienadora)

Publicado el

Tema: SINDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL

Clase de resolución: Sentencia.
Fecha: 13 de mayo de 2009
Ponente: Ilmo. Sr. D. D. Juan Ruiz- Rico Ruiz- Morón.

Resumen: Detectado un caso de alienación por parte de la madre, se acuerda el ingreso de la menor en un centro de acogida por un plazo de tres meses, con la finalidad de que reciba la terapia y el control adecuado por parte de los profesionales del Centro, iniciándose los contactos con el padre de forma progresiva y suspendiéndose por el momento los contactos con la madre.

SENTENCIA NUM. 84

ILTMOS. SRES.
PRESIDENTE
D. JUAN RUIZ-RICO RUIZ-MORON
MAGISTRADOS
D. JOSE MARÍA CONTRERAS APARICIO D. MANUEL ESPINOSA LABELLA


En la ciudad de Almería a trece de mayo de dos mil nueve

La Sección Segunda de esta Audiencia Provincial ha visto en grado de apelación, Rollo nº 230 de 2008 los autos procedentes del Juzgado de 1ª Instancia nº 6 de Almería seguidos con el nº 1180 de 2006 sobre divorcio entre partes, de una como actora D. xxx y, de otra como demandada Dña. xxx cuyas demás circunstancias constan en la sentencia apelada, la primera representada por la Procuradora Doña. Isabel Sánchez Reche y dirigida por la Letrada Dña. Isabel Bonilla Moreno y la segunda representada por la Procuradora Dña. Inmaculada Serrano García y dirigida por la Letrada Dña. Antonia Segura Lores. Ha sido parte el Ministerio Fiscal.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-
Se aceptan los de la sentencia apelada como relación de trámites y antecedentes del procedimiento.

SEGUNDO.-
Por la Ilma. Sra. Magistrado Juez del Juzgado de 1ª Instancia nº 6 de Almería en los referidos autos se dictó sentencia con fecha cuyo Fallo dispone: "Que estimando en cuanto a la petición principal la demanda de divorcio, formulada por D. xxx representado por al Procuradora SRA. SALDAÑA FERNÁNDEZ, frente a DÑA. xxx, representada por la Procuradora SRA. SERRANO GARCÍA, con la intervención del Ministerio Fiscal, DEBO DECLARAR Y DECLARO la disolución del matrimonio contraído por ambos litigantes el día 12 de Diciembre de 1.998, con todos los efectos legales inherentes a dicha declaración, modificándose las medidas acordadas por ambos cónyuges y aprobadas en las sentencia de separación dictada por el Juzgado de igual clase Nº Dos de esta Ciudad, en el sentido de establecer:

Primera.-
Conceder la guarda y custodia de la menor xxx al padre, si bien la menor por el momento no se trasladará a convivir en compañía del padre, a fin de que la situación sea lo menos traumática posible para la niña, encomendándose temporalmente la tutela institucional de la menor a la Administración, trasladándose a residir a un Centro de Protección de la Junta de Andalucía, en concreto el Centro de Acogida Inmediata Indalo, sito en la Ctra. De San Luis Nº 113 de esta Capital, entrega que se efectuará por la madre de inmediato, señalándose al efecto el día 3 de Abril del presente año, debiendo la madre evitar la intervención de la fuerza pública, con el apercibimiento a dicha progenitora, que en caso de negativa será recogida la menor del domicilio materno librándose las órdenes oportunas.

Durante el período de estancia de la menor en dicho centro residencial, recibirá la terapia y el control adecuado por los profesionales del trastorno que padece, iniciándose los contactos con el padre de forma progresiva, debiendo tener lugar la primera visita de aquel a la menor una vez que transcurran quince días, fijándose la duración por los profesionales del Centro en función del estado emocional de la menor, y si por el Equipo técnico se considerase que ha resultado favorable para la niña, se deberán incrementar las relaciones con dicho progenitor, no permitiéndose la comunicación de la madre con la niña durante el primer mes; una vez transcurra dicho período, y siempre bajo la supervisión del Equipo del Centro de Protección, podrá comunicarse telefónicamente con su hija, y si la menor evoluciona positivamente, pasado dos meses de su ingreso, la madre podrá visitar a su hija, debiendo estar supervisada dicha visita por el Equipo de tratamiento y a cualquier atisbo de influencia negativa sobre la niña, deberá suspenderse el contacto.