Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Lo "políticamente correcto"

Excmo. Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana.

RAMON PASTOR QUIRANT
EXPONE

Que ha visto como a la entrada de la sede de MUFACE en Alicante hay colgado desde hace un tiempo un cartel alusivo a los malos tratos, en el cual aparece un niño diciendo a su madre: ?Mamá, hazlo por nosotros, actúa. Ante el maltratador, tolerancia cero?,

Ante lo cual, SOLICITA

Su inmediata retirada por los siguientes motivos:

PARTE PRIMERA, de la igualdad entre sexos.
a) Tanto este cartel como los otros dos de la campaña incumplen el artículo 14 de la Constitución Española, que habla de la igualdad entre sexos.

Publicado el

Habrá malos tratos de una evidencia abrumadora, pero no todos ellos son de tan clara evidencia, así que es insensato pedir a un niño que intervenga de forma sistemática en estas situaciones.

Es más, ¿coinciden siempre los intereses de la madre con los de un niño? ¿Y por qué no con los del padre cuando los dos progenitores están enfrentados? Nuevamente, el concepto de igualdad entre padre y madre es despreciado en aras de vituperar la figura paterna y ensalzar hasta límites sencillamente necios la materna.

ñ) La Ley 34/1988, de 11 de noviembre de 1988, General de publicidad, indica lo siguiente:

"El Juez, atendidos todos los intereses implicados y, especialmente, el interés general, podrá acordar la cesación provisional o la prohibición de la publicidad ilícita, así como adoptar una serie de medidas encaminadas a corregir los efectos que la misma hubiera podido ocasionar. En su artículo 25 se indica asimismo:

“Cualquier persona natural o jurídica que resulte afectada y, en general, quienes tengan un derecho subjetivo o un interés legítimo, podrán solicitar del anunciante la cesación o, en su caso, la rectificación de la publicidad ilícita”.

Eso es lo que nos proponemos: el cese de la publicidad en cuestión, por ser ilícita a tenor de las leyes comentadas.

CONCLUSIÓN:

Como hombre y como padre de tres hijas, me siento ofendido por esa campaña injusta y denigratoria hacia los hombres, por el poco respeto que tiene hacia los niños, a los que se manipula sin ninguna reserva, y por el machismo declarado de que hace gala al minusvalorar la voluntad de las mujeres. La lucha por los derechos de la mujer y del hombre y la igualdad de sexos no se consigue con campañas denigratorias hacia un sexo y hacia la figura de la paternidad, ni que sea de forma indirecta y sutil, sino con un alto sentido del respeto y con mucha educación, civismo y con una moralidad y ética adecuadas a nuestro sentido de la civilización y la democracia.

Estos valores están ausentes por completo en esta campaña que con tanta profusión se ha lanzado con cargo al presupuesto público, y que con tanta ligereza MUFACE se presta a apoyar. El exacerbado puritanismo feminista, de fuerte tendencia misoándrica, que domina la escena pública a través de sus poderosos lobbys, no nos debe hacer creer a la gente bienpensante y con sentido democrático de la vida que la represión de puro corte inquisitorial (que suprime sin más derechos consagrados como la presunción de inocencia) y la discriminación sin tapujos son los únicos sistemas para acabar con los malos tratos. La represión y la discriminación sólo generan odio y visceralidad, lo cual produce de forma inevitable más violencia.

Ciertamente, los malos tratos no se acabarán con campañas como la de ese cartel y los otros dos que lo orquestan, pues con ello sólo se logra inculcar malos hábitos a la infancia y que ambos sexos salgan malparados (uno por ser tratado indignamente y el otro cruelmente). Además, no por ello disminuye el número de mujeres asesinadas, a fin de cuentas el objetivo perseguido y por el cual se han creado estas leyes y campañas absurdas que, visto su fracaso rotundo en ese sentido, lo único que producen es más violencia, familias rotas, niños traumatizados y amargura.

A este paso, pronto dejaremos de estar en la cola de los países europeos con menor índice de violencia doméstica para ir a la cabeza y equipararnos así con los países donde la tradición feminista es más duradera y, por lo tanto, más perniciosa tal como indican a simple vista los datos (que demuestran una relación directa muy evidente entre supremacía del feminismo y violencia).

Por todo ello solicito la inmediata retirada de ese cartel, reservándome si no se accede a mi petición la toma de medidas que las leyes me permiten -incluida la denuncia en los juzgados- contra los responsables de MUFACE y la Delegación del Gobierno en Alicante, así como el envío a la prensa de esta solicitud para su difusión pública.

Alicante, a 13 de febrero de 2009

Fdo: Ramon Pastor Quirant