Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Lo "políticamente correcto"

Excmo. Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana.

RAMON PASTOR QUIRANT
EXPONE

Que ha visto como a la entrada de la sede de MUFACE en Alicante hay colgado desde hace un tiempo un cartel alusivo a los malos tratos, en el cual aparece un niño diciendo a su madre: ?Mamá, hazlo por nosotros, actúa. Ante el maltratador, tolerancia cero?,

Ante lo cual, SOLICITA

Su inmediata retirada por los siguientes motivos:

PARTE PRIMERA, de la igualdad entre sexos.
a) Tanto este cartel como los otros dos de la campaña incumplen el artículo 14 de la Constitución Española, que habla de la igualdad entre sexos.

Publicado el

En definitiva, el niño no sabe muchísimas cosas de la vida –algo totalmente normal a su edad-, pero según los creadores y mantenedores del cartel en cuestión sí que sabe cómo incitar a su madre a delatar a su padre. Justo en eso lo hacen un portento. Qué indecencia.

k) El artículo 18 de la Convención de la ONU de 1989 establece que "Se pondrá el máximo empeño en garantizar el reconocimiento del principio de que ambos padres tienen obligaciones comunes en lo que respecta a la crianza y al desarrollo del niño". Y el Principio 6 de la Declaración de los Derechos del Niño establece que: "... siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres...".

Nos preguntamos si eso es posible con semejante cartel, donde se invita al niño a rechazar la crianza y el amparo de uno de sus padres en base a supuestas rencillas que a saber si serán pasajeras o permanentes, leves o graves, unidireccionales o donde hay enfrentamiento entre los dos progenitores…, y que él, evidentemente, está incapacitado para juzgar. Se simplifica y generaliza de forma absurda el tema, aunque siempre con una postura clara: contra el varón. En ese detalle siempre hay unanimidad absoluta en todo lo generado públicamente por ese ministerio llamado de “Igualdad”, que recibe constantemente los parabienes de la Vicepresidenta del Gobierno y de su íntimo e incondicional colaborador: el Presidente del Gobierno.

Esta campaña es sólo un ejemplo entre otros muchos de a qué se dedica ese ministerio y qué clase de sociedad pretende conseguir con los auspicios y los apoyos rotundos de tan ilustre personalidad y sus fieles colaboradores.

l) Abundando en lo anterior, tenemos la:
- Convención 20-11-89, sobre Derechos del niño, (Adoptada por la Asamblea General de la ONU), que establece:

Art. 7. …El niño… tendrá derecho a conocer a sus padres y a ser cuidado por ellos. El niño tiene el derecho a tener unos padres y a que lo cuiden, derecho que difícilmente concede esta campaña tan denigratoria contra uno de sus padres. ¿Cómo va a ser cuidado por su padre cuando es alentado a que lo denuncie, con las gravísimas consecuencias de ser apartado drásticamente de él como si fuera un criminal contra su persona, y no contra otra en unas circunstancias en las cuales habría que analizar si realmente él fue capaz de juzgar la maldad objetiva de un hecho tal vez aislado?

Por lo demás, es inmoral que se aliente a un niño a que denuncie a un progenitor. Los niños deben ser educados en el cariño y la comprensión, nunca en un espíritu de delación en base a una supuesta protección de su otro progenitor, para lo cual ya existen cauces sobrados en las leyes y en la justicia. Los diversos fascismos y regímenes totalitarios ya hicieron suficiente en ese terreno de aleccionar y adoctrinar a los niños en valores dañinos como la delación contra sus familiares, con los resultados nefastos que todos conocemos, como para consentir que esta práctica se lleve a cabo en un régimen democrático.

PARTE TERCERA, del respeto a la mujer.

ll) ¿Necesita una mujer que su hijo le incite a denunciar a su padre? ¿No supone este cartel un desprecio hacia las mujeres, al considerarlas poco menos que incapaces de tomar por ellas solas decisiones tan importantes, tanto que deben requerir la incitación de sus hijos? Además, ¿qué clase de mujeres desean la intervención de sus hijos en asuntos tan peliagudos? ¿Tal vez las que trabajan para el Ministerio de “Igualdad”, con su ministra a la cabeza?

El cartel no sólo atenta contra el hombre y la infancia, también contra la dignidad de la mujer. La vejación hacia ella es demasiado evidente y machista como para hacer más comentarios.

PARTE CUARTA, de la legalidad de la propaganda.

m) La propaganda de esta campaña es desleal, lo cual va contra el artículo 6 de la Ley General de Publicidad 34/1988 de 11 de noviembre. Por su contenido, forma de presentación y difusión provoca el descrédito, denigración o menosprecio directo o indirecto de una persona, empresa o de sus productos servicios o actividades.

En este caso atenta contra la figura del padre, que es tratada de forma despreciativa, como si fuera un criminal per se que tenga que ser denunciado incluso con la cooperación de sus propios hijos.

n) La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, en su artículo 14 dice lo siguiente: “Los medios de comunicación fomentarán la protección y salvaguarda de la igualdad entre hombre y mujer, evitando toda discriminación entre ellos. La difusión de informaciones relativas a la violencia sobre la mujer garantizará, con la correspondiente objetividad informativa, la defensa de los derechos humanos, la libertad y dignidad de las mujeres víctimas de violencia y de sus hijos. En particular, se tendrá especial cuidado en el tratamiento gráfico de las informaciones.". La primera parte del artículo es vulnerada al excluir a la mujer como causa de problemas de convivencia o violencia y mencionar sólo al hombre.

Y nos causa perplejidad que esa campaña venga precisamente de un ministerio llamado de “Igualdad”. ¿De qué clase de igualdad se habla en ese ministerio? ¿De la que sólo compete a las mujeres? Si es así debería llamarse Ministerio de la Mujer y no engañar descaradamente a la sociedad.

Pero hay que mencionar también el último apartado del artículo. "Se tendrá especial cuidado en el tratamiento gráfico de las informaciones". La objetividad informativa y el cuidado de que habla brillan, como la palabra “igualdad”, por su ausencia. Es inconcebible que se utilice la fotografía de un niño animando a una madre a pedir medidas legales, penales o civiles contra su padre. Además, estas medidas muy probablemente no son de interés particular del propio niño, así que, ¿es lícito pedirle a un niño que juzgue la bondad o maldad de unos actos cualesquiera cuando no le afectan a él y sí a dos adultos? ¿A quién se le puede ocurrir pedirle a un niño tan pequeño como el del cartel que intervenga en una discusión o una rencilla entre mayores cuando lo más probable es que carezca de los necesarios mecanismos mentales para discernir realmente lo que está ocurriendo, aunque parezca evidente?