Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Los Hijos Negados

Mi nombre es Lázaro? Es mí sino repetir el duro trance.

La primera vez que sentí mi corazón herido se achacó a secuelas de un divorcio? aquella relación me estaba matando, todos los expertos (médicos y psiquiatras) coincidieron? mejor cortar? y esa es dura decisión, si eres hombre y maltratado.

VER EXPOSICIÓN

Publicado el

Pues, al alivio de sentirte desligado de una Ex nociva, terapia conveniente y necesaria, de querer seguir viviendo, se han de añadir las secuelas de la desatención administrativa… y de la injusta condena que ser varón, acarrea…

Ver, impotente, el daño perverso hecho a tus hijas fue demasiado para un corazón de padre… y empezaron los infartos… Los meses sin noticias, sin verlas siquiera; las dilaciones dolosas de un juzgado inoperante y sin interés en el cumplimiento de sus propias sentencias; la torticera manipulación de servicios degenerados (de género) dispuestos a otorgar patente de corso a cualquier persona que se diga mujer (la súper raza XX)… Y, por supuesto, las continuadas agresiones sufridas a cada ocasión (Insultos, amenazas, falsas denuncias… y hasta una maceta desde el 3º)… No hay corazón que resista, y avino a pararse.

Los médicos me sacaron. Casi un milagro… Levántate y anda… sí, pero poco y con calma.

La salida del hospital aumentó mis males… Habían sustraído a mis hijas, alguna perversa dictó para ellas el alejamiento de su padre. Sería para ellas el progenitor alienado, su anticipo de orfandad…

Créanme, el juez archivó mi denuncia, en dos días. Y tardó dos años largos, dos y medio, en ver una “modificación de medidas”… para llegar a decir que ya las niñas se habían acostumbrado al secuestro y no habría marcha atrás… ser generoso con el género es norma general de los juzgados. Asistir al Derecho de un padre, proteger al menor y cumplir y hacer cumplir la C.E. está fuera del hacer de un poder degenerado (de género).

Y aún con todo mi salud se mejoró… no por cicatrización de las heridas, siempre abiertas, bastó con su descanso de ser hurgadas cada viernes con una impredecible “visita”. Y con la motivación para seguir vivo que nos da la lucha del que se sabe en Justicia. ¿Cómo si no, poder vestirse de mujer para protestar ante el juzgado? ¿Cómo si no, pasear la falsa toga de juez infame en las manifestaciones pro Custodia?... ¿cómo si no…?

Hoy el mal quiere reenviarme a la Parca… Desde los confines del infierno soy de nuevo denunciado… según dicen, por impagos de pensión y abandono de familia (.-el acusado soy yo… y yo soy el abandonado en un hospital… paradojas de la justicia española-.)

Los juicios y las condenas, la perpetua humillación… de nuevo me están matando. Ayer salí de otro infarto…

..mi estado de salud ha empeorado y mucho. No sé lo que me queda de vida, pero seguiré luchando y aviso a navegantes, que nadie lo dude, tengo en marcha acciones para seguir luchando también incluso después de muerto, pues tengo muy claro que mi muerte sería un homicidio del que tendrán que dar cuenta sus autores y cómplices, así como de todo el daño irreparable que han producido a mis dos hijas.

Con esta Exposición “Los Hijos Negados” quiero denunciar la violación sistemática de los Derechos Humanos en España en lo que respecta a los Hijos de Padres Separados y a esos Padres entre los que me cuento, la discriminación por razón de sexo y la inconstitucional y degenerada ley de violencia de género.

Todos aquellos que están implicados en estas violaciones conscientes, pueden estar seguros que seguiremos luchando y en mi caso incluso después de muerto, hasta verlos ante verdaderos tribunales de Justicia, dando cuentas por sus actuaciones de lesa humanidad.

Lázaro Baides Clemente

VER EXPOSICIÓN