Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

ASÍ ESTÁ EL PATIO

(Carta a mi mejor amigo de la adolescencia, ahora separado y con hijo, como yo)

Querido Antonio: Muchas gracias por tu mensaje de aliento. Pero te aseguro que la noticia de que el Tribunal Constitucional declara constitucional la ley integral de medidas contra la violencia de género (que es lo que, por otra parte, se esperaba) me sume en una gran crisis de realismo, me abre los ojos. Y, ante tal atropello, veo que hay dos soluciones: Una es exiliarse, lo que no es posible porque nuestros hijos están aquí.

Y, además, para qué ir al extranjero, ¿para acabar como tu abuelo en el campo nazi de Mathausen?.

Publicado el

Así es que este país no es "tan difícil de entender", como tú dices.

Todo cuadra perfectamente. Se trata, como siempre, de unos aprovechados o aprovechadas, que, en aras de sus intereses de poder, instauran una ideología y nos hacen la puñeta. A partir de ahí, no veas lo que me consuelan tus amables palabras, formuladas desde el cariño: "La relación con los hijos también depende de nuestra actitud delante de ellos".

Vale, a condición de que nos dejen estar delante de ellos. Nada hay más básico ni más importante que la educación de las emociones. La mala educación emocional que nuestras ex les están dando a nuestros hijos, sólo para fastidiarnos a nosotros, sin que nosotros lo podamos evitar, es algo que los lastrará de por vida. A ellos, a nuestros hijos, no a nosotros.

Y el argumento de que el tiempo pone las cosas en su sitio, si es que las pone, que está por ver, no me sirve, porque las raíces en las que nos sustentamos se nutren del tiempo pasado, lo que deja a nuestros hijos con poca fuerza ante cualquier viento que les sople.

Yo también te mando ánimos. Un fuerte abrazo,
Paco Rubio

No todo se hunde por esto. Sí que es cierto que las mujeres llevan las de ganar y nosotros toda la negatividad de cientos de años de maltratos al sexo femenino. Son la altura de los tiempos que nos tocan vivir. Mi experiencia es un poco mayor que la tuya en relación con mi hijo y él ya empieza a darse cuenta de cómo es su madre. De momento tiene mucha dependencia psicológica de ella, pero ya me ha dicho en más de una ocasión que su madre la ha defraudado por esto o por aquello. Aparte, es muy sincero y me dice las cosas claramente, con confianza. No le veo lo que quisiera, pero no quiero forzar la situación, ya que creo que la influencia nefasta de su madre me pondría contra las cuerdas. Yo hablo mucho con él y, lo más importante, él me escucha.

No te desanimes y sigue pa' lante en este país que, a veces, es...

(Españolito que vienes al mundo, líbrete Dios. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón....Machado dixit)