Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

A propósito del segundo aniversario de la llamada ley del divorcio

Carlos Caldito Aunión.
Badajoz

Todavía recuerdo aquel día, el locutor de televisión estaba contándonos como iba aquello que tópicamente-típicamente denominan año tras año "operación retorno", que si retenciones, que si muertes, que si este año ha aumentado el número de turistas,...

Publicado el

Nunca olvidaré que hubo políticos que llegaron a decirnos, ante la pregunta de si las "organizaciones de mujeres" les habían hecho llegar algún documento o propuesta de mejora al proyecto gubernamental, que "las organizaciones de mujeres no vienen al Congreso de los Diputados a aportar soluciones, vienen a buscar subvenciones"...

También nos entrevistamos con los Jueces del Tribunal Supremo y casualmente, los mismos coincidían con nosotros en la necesidad de crear una Jurisdicción especial de Familia, Tribunales de Familia que den abasto a todos los contenciosos y no contenciosos que originan las rupturas de pareja, y especialmente cuando lo que está en disputa son cuestiones relacionadas con los menores. Lo mismo que hablamos con los Jueces, hablamos con la Fiscalía General del Estado. A todos ellos, a los jueces, a los fiscales, a los diputados, a los senadores, les hicimos llegar un completísimo "dossier" en el que les mostrábamos nuestra preocupación respecto de la parte más débil: los menores. Como solución proponíamos la Custodia Compartida y la Mediación Familiar Obligatoria, así como la desjudicialización de las rupturas de pareja...

Otro asunto del que les hablamos fue de la absoluta arbitrariedad con la que se mueven los jueces y fiscales, el que sea casi imposible que una Audiencia Provincial revoque una sentencia de primera instancia. También de lo preocupante que es que cada Audiencia Provincial sea de facto un reino de taifas; tal es así que hay sentencias de audiencias provinciales que son absolutamente contradictorias con las de otras provincias... ¡Un desbarajuste y un disparate judicial!

Otra cuestión en la que hicimos especialmente hincapié fue en la "rapidez" con que se desarrollan los procesos judiciales relacionados con rupturas de pareja. Hablamos de la enorme ventaja de la que dispone quien comienza el proceso, la persona que toma la iniciativa de presentar la demanda de divorcio, generalmente la mujer. Todo ello suscita una situación de indefensión en el demandado.