Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

VIOLENCIA: BUSQUEDA DE CAUSAS EN LUGAR DE CULPABLES.

Fdo: Amaia Beranoagirre Arteaga. Psicóloga

La muerte de la mujer por su marido en Vitoria, ha levantado un cruce de acusaciones sobre donde ha fallado la cadena: Servicios Sociales, policía, tribunales.

Publicado el

Tras los suicidios hay problemas psíquicos.

- También se están contabilizando como violencia de género, casos protagonizados por enfermos mentales cuando el autor es hombre y la víctima mujer. Hay que tener en cuenta que un porcentaje importante de enfermos mentales no están diagnosticados, ni por tanto tratados.

Como parece que pudo ocurrir en el caso de la mujer atropellada en Oruzco, el supuesto homicida parece que sufría alguna afección psíquica, tenía amenazada a toda la familia de la víctima, previamente había sido denunciado por intentar atropellar al padre de la víctima. Si en este caso, la víctima hubiera sido varón, ya no se contabilizaría como víctima de la violencia de género; el supuesto homicida, posiblemente enfermo sin diagnosticar, constituía un peligro para hombres y mujeres.

La patología psíquica se muestra cada vez más compleja. Una gran parte, no se diagnostica, se la clasifica como “problemas sociales”, -entre ellos la violencia doméstica-; que al verse como problema social, negando la patología de fondo, son atendidos en los Servicios Sociales .

Al no contar con los diagnósticos de las patologías, se escapan los indicios que pueden indicar que una persona supone un peligro para sí misma y/o los demás, los que más peligro corren siempre serán los más cercanos (esposas/os, madres/padres, hijos/as).

Al negar la patología psíquica en la violencia contra la mujer, tampoco se entiende lo que está pasando: ¿Por qué se saltan las medidas de protección? ¿Por qué el aumento de penas no produce ningún efecto coercitivo? Poner medidas legales a ciertos tipos de personalidades, es como pedir a un daltónico que cruce un semáforo en verde.

¿No es muy ingenuo esperar que alguien que habitualmente se salta las leyes, vaya a acatar las órdenes del juez?

Los casos en que confluyen un trastorno antisocial de la personalidad o una psicopatía con consumo de cocaína, son una bomba imparable.

Como podemos ver, las muertes de mujeres no se deben a una causa única. Las causas directas se hallan en la mente de los protagonistas: son los estados neurológicos, psíquicos, o emocionales de las personas en un momento dado; determinados por las enfermedades, el consumo o no de drogas, y las circunstancias vitales y sociales.