Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Una protesta de padres separados denuncia las trabas para lograr la custodia compartida

Valencia

Cerca de 3.000 manifestantes de toda España exigen que se revise otra vez la ley del divorcio

Que un juez dicte custodia compartida de los hijos ante un proceso de separación es desde la reforma de la ley del divorcio ?acometida en junio de 2005? más complicado.

Para los afectados es un ?fraude? y un ?engaño?, por lo que ayer cerca de 3.000 manifestantes de toda España reivindicaron una revisión de la norma en una protesta.

Publicado el

C. V. MATEU/ VALENCIA

Los padres y madres separados recorren, ayer, las calles de Valencia reivindicando la custodia compartida.

“Mi caso ha de servir de ejemplo” “Sin vergüenza De la Vega” y “fraude de Zapatero” fueron algunos de los gritos con los que la Plataforma Custodia Compartida denunció ayer el engaño que supuso la reforma de la ley del divorcio en junio de 2005. Una sonora protesta, que reunió a cerca de 3.000 padres y madres de toda España, según la organización, recorrió las calles del centro de Valencia con un lema: “Por el derecho de los niños a crecer con ambos padres. Custodia Compartida, ya”.

Miquel Àngel García, miembro de la plataforma, explicó que la reforma legal “pone más trabas y trampas” a la custodia compartida. Uno de los obstáculos es, a juicio de las asociaciones de padres y madres separados, el informe preceptivo del fiscal –que supone un trámite que antes de la reforma legal del pasado año no existía–.

Carlos Caldito, presidente de la Asociación de Padres y Madres Separados de Extremadura, indicó otro freno: “Si la mujer interpone una denuncia de malos tratos contra el marido, el juez automáticamente y sin haber probado los hechos o esperar sentencia condenatoria rechaza la custodia compartida”.

Al dictar sentencias sobre la custodia de un hijo, los jueces, matizó García, “tienden a ser conservadores” y si a esto se le une que la normativa “es mala, tenemos un problema multiplicado por dos”.

La protesta no sólo fue un rechazo frontal a la modificación de la ley del divorcio, sino que reivindicó, con música, juegos infantiles y la presencia de hijos y abuelos, la necesidad del régimen compartido de los hijos para evitar que estos sean “escudos humanos”, “niños rotos” o “instrumentalizados por los padres en beneficio propio”.

La superación de los roles familiares, el equilibrio emocional de los menores y la experiencia de países europeos –como Francia o Alemania- con legislación más flexible, según la plataforma, son argumentos que avalan la reivindicación de los más de cuatro millones de padres y madres separados de España
 
Manifestación en Valencia
el 19/11/2006