Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Más de 2.600 hombres sufrieron malos tratos en Andalucía en 2005

SEVILLA, 18 de Noviembre 2006 (EUROPA PRESS)

Más de 2.600 hombres de Andalucía sufrieron malos tratos de sus parejas en 2005 y 2.263 mujeres fueron denunciadas por agredir física y psíquicamente a sus parejas, cifras que sitúan a la Comunidad Autónoma entre los primeros puestos del ranking nacional, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Publicado el

Aunque las cifras de mujeres maltratadas son muy superiores a las de hombres agredidos, las estadísticas apuntan un "fuerte incremento de las denuncias de hombres, lo que demuestra que la víctima no siempre es la mujer", según señaló a Europa Press el presidente de la Asociación de Padres de Familias Separados, Juan Luis Rubio.

Concretamente, un total de 2.263 varones en Andalucía, de los que 257 tenían nacionalidad extranjera, interpusieron una denuncia contra sus parejas por malos tratos en 2005. De ellas, 459 derivaron en órdenes de protección sobre las agresoras. Éstas son cifras muy inferiores a las de mujeres maltratadas, ya que sólo en el mismo año los tribunales de Andalucía dictaron cerca de 6.012 órdenes de protección contra hombres.

En este sentido, el doctor en Psicología y profesor en la Universidad de Málaga Antonio Videra precisó que la violencia que se ejerce contra los hombres es diferente a la que se practica contra las mujeres, al ser más "psicológica, sutil y basada en la humillación". Videra puntualizó que este tipo de violencia, que es la que predomina, se ejerce a través de manipulaciones y comportamientos que tienen por objeto "herir al hombre en su integridad psíquica en diferentes modalidades como, por ejemplo, en su sexualidad, su profesionalidad, su trabajo en casa o su valía".

Por otra parte, el psicólogo comentó que las denuncias falsas por parte de mujeres son "otra de las formas de maltrato más habituales contra los hombres". Es por ello, que algunas mujeres, sabiendo que están amparadas por la Ley de Violencia de Género, la utilizan "de forma fraudulenta a la hora de denunciar a su pareja por malos tratos en detrimento del hombre".

Asimismo, aseguró que "cuando hay ánimo de venganza o de ganar el máximo de beneficios con el divorcio y de la forma más rápida a través de los denominados 'divorcios express', esta ley es altamente efectiva para ello".

En esta misma línea, Videra señaló que tanto la Ley del Divorcio como la Ley de Violencia de Género son "excesivamente represivas y desiguales para el hombre".

Para el psicólogo, estas leyes "marginan brutalmente al hombre al ser el más perjudicado, ya que es quien se queda sin casa, paga pensiones muy altas y no ve a sus hijos". Por todo ello, calificó estas normas como "represivas" y explicó que "hacen falta medidas de prevención, de educación y de intervención preventiva y terapéutica si se quiere acabar con la violencia doméstica".