Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

La prensa y el IV ENCUENTRO

Hemos merecido un poco de atención de los medios de comunicación

Publicado el

LA VOZ DE GALICIA 12/11/06

FAMILIA

Los separados dicen que el 30% de las denuncias por maltrato son falsas

La falta de medios y la presión social impiden comprobar la veracidad de todas las demandas

Un juez argumenta: «Se hace primar sobre todo el propio orgullo que hace llevar testigos falsos»

• El dinero y los puntos de encuentro cierran hoy las jornadas

• Aumenta la custodia compartida, pero también la conflictividad

• Crecimiento «impresionante» de agresiones de hijos a sus madres

EDUARDO

(Rodri García | a coruña)

Cuidado, mucho cuidado con las palabras, con los datos, con las expresiones.

Hablan de vidas rotas, de dolores que sólo pueden entenderse en primera persona, de niños en litigio, de almas hechas añicos; cualquier afirmación hacía saltar chispas en el salón del hotel de Santa Cristina, en el municipio coruñés de Oleiros, donde se reúnen este fin de semana varias decenas de personas para participar en un encuentro de padres, madres y profesionales que analizan la situación de los separados y divorciados.

En la documentación del encuentro figura un dato espectacular sobre el porcentaje de denuncias falsas por violencia o malos tratos.

Justo Sáenz Íñiguez, presidente de la Confederación Estatal de Padres y Madres Separados, matiza: «Realmente, reconocido por el Consejo General del Poder Judicial está en torno al 30% de denuncias falsas; entonces nosotros pensamos que en la realidad será sobre el 35% o el 40%..., la palabra falsa quizá no sea del todo la adecuada, son denuncias que no han sido comprobadas o han sido retiradas, y es un porcentaje demasiado alto».

El asunto generó debate, empezando por el de la falta de medios para comprobar cada uno de los casos, y uno de los asistentes ejemplarizó en un gabinete de orientación familiar con tres profesionales para toda la provincia y destacó la necesidad de apoyar a los jueces con psicólogos clínicos que sepan asesorarles «para saber algo de esa mujer que denuncia».

Credibilidad

El titular del Juzgado de Violencia contra la mujer de A Coruña, Miguel Filgueira Bouza, puso el acento en otro asunto que sorprendió al auditorio:

«El problema es que vale más humillar a la que fue mi pareja, poner por encima de la estructura social, del respeto a la justicia, mi propio orgullo y esto hace que si hace falta lleve 20 testigos falsos».

También destacó que la presunción de inocencia «está ahí y en caso de duda hay que absolver».

Y explicó que una cosa es la instrucción y otra el juicio oral, rechazando la afirmación de uno de los asistentes de que en los juzgados «lo que dice una mujer tiene más credibilidad que lo que dice un hombre».

Filgueira afirmó que los jueces están muy presionados y dijo entender que un policía tramite cualquier denuncia «para cubrirse las espaldas, por temor a que luego pase algo».

Uno de los asistentes apuntó que también los jueces presionan a los policías, y ante el rechazo general, confesó que él era policía.

Amalia Beranoaguirre, psicóloga y terapeuta, destacó el papel básico de la educación a la hora de evitar la violencia, aunque igualmente recordó el caso de un agente de policía que trabajaba en la formación de profesionales para detectar la violencia de género y acabó matando a su novia cuando ésta lo dejó.