Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Declaración de México 2006

Habiendo considerado los diferentes temas tratados en las conferencias, ponencias e intervenciones de los de países participantes durante el Primer Congreso Internacional de Familia realizado en México los días 9, 10 y 11 de Agosto del 2006, los representantes de Argentina, Chile, Estados Unidos, Inglaterra, México y Uruguay declaramos:

Publicado el

10.
Coincidimos en la figura legal de la custodia compartida como creadora de vínculos afectivos parento-filiales, en función de la calidad de las relaciones con los hijos, por ser más importante que la cantidad de tiempo, fundamentando así el concepto etimológico de familia y que los niños primero tienen el derecho de vivir con sus progenitores, haciendo actividades en común y ayudándolos en su desarrollo.

11.
Por lo tanto, la custodia compartida se erige como una nueva actitud ante el divorcio, que avanza y es una realidad social en todo el mundo, teniendo como capital humano al niño, evitando todo tipo de consecuencias negativas como la violencia familiar, falsas denuncias, retención, sustracción, secuestro parental, desnaturalización (desvirtualización) y agresiones en el desarrollo psico-emocional de la vida futura de los hijos hacia sus progenitores.

12.
Debido a la carga judicial, se han buscado diversas soluciones alternas y pacíficas en casos de separación, por lo que se propone, como única causal de divorcio, la voluntad de cualquiera de las partes para tal efecto, y solamente en casos necesarios el juez solicitará las pruebas conducentes, con la intervención de algún psicólogo, y en su caso, del agente del ministerio público, aboliendo con esto algunas de las formalidades que entorpecen los juicios en donde, con frecuencia, se abusa del Derecho.

13.
El Notario Publico, como previsor de conflictos sólo opcionalmente podrá intervenir en casos de divorcio voluntario.


VIOLENCIA FAMILIAR Y MALTRATO INFANTIL.

14.
Es importante resaltar que los hijos no deben sufrir las consecuencias de la separación o divorcio de sus padres, ya que la pareja es la que escoge la situación, responsabilizándose de las consecuencias, no terminando nunca la relación con los hijos. Por ello, debe evitarse la manipulación de los hijos para crear odio o rencor hacia alguno de los progenitores; es decir, la ALIENACIÓN PARENTAL. Estas egoístas, vengadoras y maliciosas acciones por parte del pariente alienador (que es responsable de las manipulaciones y el lavado de cerebro) es considerado como una forma de abuso de menores y las tácticas de alienación usadas en los niños son la perturbación, la confusión y muy frecuentemente el temor y el robo a los niños de su sentido de seguridad y resguardo.

15.
Este concepto fue aprobado por unanimidad en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, publicado en la Gaceta Oficial el 6 de septiembre de 2004, se aplica en la Ciudad de México y esta vigente y forma parte del Código Civil para el Distrito Federal:
Artículo 411.-
Quien ejerza la patria potestad, debe procurar el respeto y el acercamiento constante de los menores con el otro ascendiente que también ejerza la patria potestad. En consecuencia, cada uno de los ascendientes deber evitar cualquier acto de manipulación, alienación parental encaminada a producir en la niña o el niño, rencor o rechazo hacia el otro progenitor.

16.
Se hace del conocimiento que a partir de 2006 diversas asociaciones de padres de Estados Unidos y algunos países de Europa, ante el Parlamento Europeo en Ginebra, Suiza, se proclamaron para que el 25 de abril de cada año sea el Día de la Prevención de la Alienación Parental, mismo que fue fijado para ayudar a tomar conciencia acerca de este creciente problema de abuso mental y emocional de los menores, vivido principalmente en casos de separación y divorcio.

17.
El objetivo del Día de la Prevención de la Alienación Parental es hacer que los jueces, la policía, los psicólogos, psiquiatras, abogados, así como también amigos y la familia de las personas que abusan de sus hijos, mediante tácticas de alienación, estén prevenidos de este creciente problema y de las formas de abuso. Con la prevención viene la educación, la conciencia del problema, y con ello, es posible enfrentar el abuso de los inocentes menores atrapados en conflictos que tiene la gente a la que ellos aman y que a largo plazo le provocarán una alienación social, produciendo patologías agresivas y destructivas.