Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

El padre de Posadas (Córdoba) que reclama la custodia compartida de su hija llega a Madrid tras recorrer 410 kilómetros

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Antonio González, un vecino de la localidad cordobesa de Posadas que inició el pasado 28 de junio una marcha hasta Madrid y pedir allí el apoyo del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid para conseguir la custodia compartida de su hija, de cuatro años y medio de edad, ha llegado hoy a la capital de España, tras recorrer a pie 410 kilómetros.

Publicado el

En declaraciones a Europa Press, González explicó que se encuentra "físicamente agotado", pero "animado, gracias al apoyo", mediante mensajes al móvil, que ha recibido de "muchos padres de toda España que se encuentran en la misma situación". Además, desde Ciudad Real fue acompañado por otro padre de Manzanares y otro de Valencia, y en Toledo se unió uno más. Será mañana, con el respaldo de la Plataforma por la Igualdad y la Custodia Compartida, cuando cubran la etapa final de esta marcha reivindicativa.

Así, a las 12.00 horas acudiránn a la Oficina del Defensor del Menor de Madrid, y de allí, en una nueva marcha a pie, se dirigirán hasta el Senado, para luego acudir a las sedes del PSOE y del PP. Asimismo, pretendern llegar hasta el Palacio de la Zarzuela para, como en el resto de etapas madrileñas, hacer entrega de un escrito reivindicativo.

Dicho escrito, según detalló, es un alegato en favor de la igualdad entre hombres y mujeres en lo referido a la custodia de los hijos, en cuanto a que "igualdad es compartir la crianza y la educación de los hijos", algo que, según criticó, ahora no es posible porque "en los juzgados no sólo se discrimina a los hombres frente a las mujeres en los procesos de separación y divorcio, sino que además se niega a los menores el derecho a ser protegidos y educados por ambos progenitores".

En este sentido, González lamentó que "los hombres, debido a la Ley Integral contra la Violencia de Género, que, desgraciadamente no está acabando con los malos tratos, han perdido el derecho a la presunción de inocencia ante la denuncia de una mujer, hasta el punto de que no se castigan las denuncias falsas que se presentan en el marco de procesos de separación y divorcio, aún cuando se demuestre después que se presentaron para obtener ventajas económicas o, lo que es más grave, la custodia exclusiva sobre los hijos".

Esta no es la primera acción que González lleva a cabo para exigir la custodia compartida de su hija, ya que a principios del pasado mayo inició otra marcha hacia la capital andaluza para reunirse, en aquel caso, con el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo.

Además, en el mes de enero de este año permaneció durante diez días en huelga de hambre ante la puerta de la Audiencia Provincial de Córdoba, cuando en la misma se veía el recurso que presentó contra la sentencia del juzgado de familia que concedió a su mujer la custodia de su hija.

Sin embargo, el 16 de enero le denegaron la custodia compartida y, desde entonces, González critica que sólo se le permite ver a su hija cuatro días al mes, además de unas horas sueltas los martes y jueves, días en los que no suele recogerla "porque se encuentra jugando con los amigos" y se siente "como si la estuviera raptando".

Del mismo modo, criticó tener que acudir a visitar a su hija con testigos y reclamó la igualdad que "debe existir" entre la familia paterna y materna a la "hora de poder disfrutar de la pequeña".

http://www.europapress.es/europa2003/noticia.aspx?cod=20060713122340&tabID=1