Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

No cobra la cuota alimentaria por impedir que su hijo vea al padre

En Argentina

Lo determinó el Tribunal de Familia Nº5 ante los incumplimientos de la mujer a las visitas programadas

Eugenia Langone / La Capital

La Justicia ordenó retener la cuota alimentaria a una madre por "incumplir" con las visitas que su hijo, de ocho años, tenía estipuladas con su padre. La decisión corrió por cuenta del Tribunal Colegiado de Familia Nº5, integrado por Ricardo Dutto, Diana Agustina Parola y Guillermo Carlos Corbella, quienes no sólo "prohibieron" a la mujer el retiro del dinero y señalaron que el impedimento del contacto configura "una violencia psíquica", sino que le advirtieron que, "de producirse nuevos incumplimientos se podrá modificar el ejercicio de la guarda del niño".

Publicado el

La propia abogada del padre, Bettina Palmieri, reconoció que se trató de "un fallo muy fuerte y casi inédito", y señaló que "durante cinco años el hombre esperó todos los martes ver a su hijo y nunca lo llevaron".

El caso tiene más de un vericueto. Aunque los padres del nene nunca estuvieron casados ni convivieron, según relató la letrada, el menor mantenía relaciones con el papá y la familia.

Pero el conflicto se inició cuando Sergio (el progenitor) contrajo matrimonio. "Ahí comenzó el problema, incluso fue él quien abrió el expediente para que se fijara un régimen de visita y se estableciera la cuota alimentaria", indicó Palmieri, quien destacó que "durante cinco años no logró ver a su hijo ni una sola vez, incluso cuando ya se había establecido una visita semanal."

Es que el 25 de junio de 2003 la Justicia ya había dispuesto que los encuentros entre padre e hijo se realizarían a partir del 1ºde julio de ese año, los martes, de 9 a 10, en la sala de audiencias del propio Tribunal y ante la presencia de una trabajadora social.

Si bien la madre había sido notificada de esa decisión, el padre denunció que existieron "incumplimientos". Y el Tribunal detalló además que existe "constancia de la trabajadora social, a dos meses del régimen ordenando, del incumplimiento materno sin que exista justificación sobre las razones que hubieran impedido u obstaculizado el acatamiento de la orden".

"Violencia psíquica"

Ante eso, los jueces que integran el Tribunal no sólo señalaron que "se desprende nítidamente el impedimento de contacto adecuado entre el progenitor y su hijo", sino que además calificaron a ese impedimento como "violencia psíquica".

Con todo, los magistrados ordenaron "la retención de la mesada alimentaria en el Nuevo Banco de Santa Fe, prohibiéndole el retiro de la misma a la madre hasta tanto cumpla" con la decisión tomada en junio de 2003 que fija los encuentros entre padre e hijo.

Así, el niño y su papá deberán encontrarse nuevamente los martes, de 9 a 10, en la sala de audiencias del Tribunal ante la presencia de una trabajadora social.

Pero el fallo fue más allá y advirtió a la madre que de producirse "nuevos incumplimientos, se podrá modificar el ejercicio de la guarda del niño", lo que significa que podría pasar a manos del papá del chico de 8 años.

Ahora resta que, de cumplimentarse las visitas, el Tribunal estipule una cuota alimentaria definitiva, ya que el padre abona una provisoria de 150 pesos. Y la abogada adelantó que "una vez resuelto el tema de las visitas y la cuota, se va a intentar que el nene se vincule con el resto de la familia paterna con la que dejó de tener contacto".