Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

¡ Y QUE DIOS SE LA DE BUENA ¡

Es norma encabezar los escritos con la mención de su destinatario. Este quiere ser dirigido al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y al Consejo General del Poder Judicial. Pero, tan dignos receptores merecen la consideración expectante de sus posibles resoluciones, por lo que con ánimo de publicitar al máximo mi opinión y conseguir adhesiones a esta implícita demanda de Justicia, procuraré con su publicación y el uso de recursos literarios, que amenicen su lectura, crear el clima social propicio para llevarlo a buen fin.

Publicado el

Es también norma presentarse el firmante; y mi firma corresponde al ciudadano español de origen, desde 1956, con juramento explicito de acatar y defender, hasta la muerte... ¡pero ni un paso más!, los principios Constitucionales, los Derechos Humanos y Los Derechos del Niño... mi número de DNI, mi dirección y otros extremos de mi identidad, constan sobradamente en sus archivos, y su repetición es aquí superflua.

ASUNTO:

QUEJA Y DENUNCIA DE "MALA PRAXIS", EN EL EJERCICIO DE SUS FUNCIONES, POR PARTE DEL JUZGADO DE LO PENAL DE PALENCIA.

Prolegómenos:

Se ejemplifica la mala praxis profesional en nuestra literatura clásica, con aquel médico de la corte, que llevaba en su maletín varias y variadas formulas magistrales de purgas. Cuando un paciente consultaba al doctor sus dolencias, este extraía una hoja al azar y se la entregaba al doliente con la formula: ¡Y que Dios se la de buena!...

La misma práctica parece, a mi entender, aplicar el juzgado de lo penal de Palencia dejando a responsabilidad de Dios, que la sentencia se ajuste a la realidad de los hechos juzgados.

Ya anteriormente despertó mi atención que en los juzgados de Palencia el 100% de los juicios por "malos tratos" se resolvieren con condena para el varón (en el resto del estado existe un porcentaje de absoluciones, incluso en algunos juzgados, como el Decano de Barcelona, se llega a denunciar el abuso torticero del aparato de justicia mediante falsas denuncias... Al parecer en Palencia esto no sucede, ni ha sucedido nunca.... pero, como en el símil del doctor, no es función de esta denuncia analizar los componentes de la purga sino su forma de prescripción... Ya anteriormente recibí respuestas elusivas por parte de este Consejo General del Poder Judicial, remitiendo a los cauces ordinarios de apelación y recurso la queja ante las decisiones judiciales.

La sentencia que se menciona en los hechos denunciados ha sido apelada ante la Audiencia Provincial y este texto es totalmente independiente.

HECHOS DENUNCIADOS POR MI:

Desde mi entrada en la sala tuve que soportar una absoluta FALTA DE RESPETO, a mi persona, extensiva al resto de los presentes por parte de la Señora Juez y de la Señora Secretaria... (ambas parecían competir a bostezos, bostezos que ni siquiera disimulaban.) Sus gestos son calificados por mí,, en otro escrito anterior como de INDOLENTE "TUMBAO", y no se me ocurre otra fórmula con mayor poder descriptivo... el sumun fue, para el firmante, comprobar por bajo el estrado como la Sra. Juez se ponía las botas (estricto senso) antes de dar por finalizado el acto... supongo que no lo empezaría descalza por lo que el hecho de descalzarse se hubo de hacer in situ, posiblemente antes de mi entrada en la sala...

La señora secretaria difícilmente pudo tomar nota de cuanto se dijo en la sala, de todos es sabido que el bostezo repetido y prolongado produce abundante lagrimeo por lo que malamente podía ver su propia letra. Ruego soliciten copia del acta, que me gustaría aportar como prueba, dado que es impensable su calidad manuscrita, salvo su redacción posterior, en cuyo caso la ausencia de calidad será imputable a la imposibilidad de la memoria humana de retener aquellos extremos a los que no se prestó la mínima atención.

Resultando, que de una actuación perezosa por parte de la Sra. Secretaria y la inexcusable somnolencia de una Sra Juez se viene a la redacción de una resolución judicial. Contraria a la Verdad, opuesta al sentido común, incompatible con el respeto a los Derechos Constitucionales y en definitiva INJUSTA... como Insana era la prescripción de aquella purga del galeno propuesto en el paradigma.

He hecho unas severas acusaciones, y les ruego me permitan su pormenorización, antes de descalificarlas por exageradas. La simple lectura de la resolución judicial para el profano permite el enmascaramiento de sus imprecisiones y falsedades, tras la culposa omisión de datos, las ambigüedades y una redacción profusa, difusa y confusa.

De hecho se limita a mencionar que la persona acusada niega la existencia de los hechos denunciados, sin valoración de los muchos testimonios y documentos que ratifican su ajuste a la verdad. Y parte de la consideración de hechos probados los denunciados sin valorar las irresolubles contradicciones que implica tal testimonio. Incluso llegando a tergiversar lo expuesto por la acusación para conseguir una versión, aún con todo, no creíble.

Se que el texto es tedioso y lamento profundamente no saber hacerlo más ameno, quedan muchas cosas más un mi tintero y gustosamente ampliaré la denuncia ante quienes quieran oírla... terminaré de momento diciendo que la máxima aberración que concluyo, de la bautizada por mí como la Sentencia Infame es que se pretenda eludir su justificación apelando a sentencias del T.S (25/10/88 y 04/05/90).Constituyendo un Abuso de Derecho, como es pretender ejercer un aparente derecho más allá de los límites éticos, y camuflando la verdadera razón condenatoria... la negligencia y mala praxis de un equipo que conforma el juzgado de lo penal de Palencia y el sometimiento cobarde a la presión mediática y política dados los altos cargos interesados en la condena en costas del acusado para garantizar su minuta... solo en indemnización para la acusadora la jueza fija una cantidad, sin justificar en absoluto, de 2000 Euros... no está mal para quien tiene además que pagar la hipoteca de la casa donde la señora instaló a su amante... con eso y la minuta de los abogados se garantiza la RUINA de un obrero y por extensión de toda su familia de trabajadores.

Ruego la tramitación de esta denuncia, en los cauces que consideren oportunos, quedando a su disposición para la ampliación de todo lo aquí referido, así como de la mención de numerosos testigos, que por ser citados o por asistir como oyentes, presenciaron la que no puede ser calificada sino como bochornosa puesta en escena justificante de tropelías.

Es Justicia, que desespero de recibir de ustedes en Villamuriel de Cerrato (Palencia) a 24 de junio de 2006.

Angel Barrio de la Fuente