Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Expertos piden que se investigue la manipulación de los hijos

Sevilla.
Psiquiatras, psicólogos, médicos de familia, pediatras y abogados firmaron el pasado sábado una declaración en la que instan a las instituciones y a los diferentes profesionales que intervienen en los temas de familia a prestar mayor atención a un tipo de "maltrato infantil" en alza en la sociedad española y que los técnicos denominan síndrome de alienación parental.

http://www.diariodesevilla.com

Publicado el

Este problema se identifica con la violencia psicológica que sufren los hijos de parejas separadas que son sometidos a la manipulación por parte de uno de los ex cónyuges, o bien por el entorno familiar de éste, con la intención de que rechace al otro progenitor, según explica José Manuel Aguilar, psicólogo y uno de los firmantes de dicho documento.

La Declaración de Madrid, como ha sido denominado este compromiso por escrito de casi un centenar de profesionales, hace un llamamiento especial a los Colegios de Abogados, Médicos y Psicólogos del Estado para que formen a sus profesionales en el conocimiento de este problema –"cada vez más frecuente en los tribunales"– dentro del compromiso social, ético y humano que rigen sus prácticas profesionales.

Éste es el primer congreso que se celebra en España para tratar sobre este problema. Uno de los enfoques más novedosos fue el aportado por los médicos. Estos profesionales comentaron que este síndrome se detecta cada vez más fácilmente en las consultas de Atención Primaria. Según sus experiencias, la patología permanece oculta y se somatiza en ataques de asma, crisis nerviosas, cambios de humor... "Cuando los médicos arañan tras estos síntomas lo descubren", explica Aguilar.

Durante el encuentro –que podría repetirse próximamente en otra ciudad española– se puso de manifiesto que los médicos y los docentes son usados para interferir en los procesos de custodia. "Si una madre va al médico y le dice que el niño se pone nervioso cuando está con su padre... ese informe luego va al juzgado e acaba interfiriendo en el régimen de visitas acordado".