Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Una historia sencilla

(mensaje en el FORO que responde a algunas angustias de padres separados)

Publicado el

Pa qué sus voy a contar...
TheRealThing

13/03/2006 [19:00]

...nada que no sepáis ya (salvo Manuel, que me da la impresión de que te acaban de desvirgar "por detrás" JEJE; no te preocupes, la primera vez duele un poco y resulta molesto, luego ya te vas acostumbrando y hasta incluso te puede llegar a gustar JAJAJAJA - te lo digo con toda la confianza, no te me mosquees).

Os voy a contar una historia que me ha sucedido, por si os sirve de referencia o rumbo:

Mi historia de separación es de esas que te ponen en los casos prácticos en las facultades de Derecho, o sea, todo todito lo que le puede pasar a uno me ha pasado, incluidas 2 temas de abusos sexuales a mi hija (una por la vía civil y otra penal - ambas archivadas). La caña a la que mi ex y su familia someten a la cría es brutal, SAP a lo bestia, le tienen prohibido estar conmigo, hablar conmigo, incluso la castigan si no cumple con sus "normas".

Ello bien entendido que aplicable a los períodos "fuera" del estricto régimen de visitas establecido por el Juzgado (que me costó que lo cumpliera, estuve casi un año sin tener contacto con mi hija, en aquel entonces de 4 años de edad).

Como a tí ahora, Manuel, sólo veía a mi hija a cuentagotas, 48 horas cada 2 semanas. Durante ese corto espacio de tiempo tenía que "contrarrestar" el SAP a que se estaba sometiendo a mi hija, y no sólo por parte de sus familiares sino tb por parte de psicólogas, equipos psicosociales y toda esa mierda.

Y no sólo eso, sino carencias hacia la cría en todos los sentidos (falta de afecto y atención, sentarla delante de la tele, dejarla con los abuelos mientras la madre se iba de parranda, vestimenta sucia, rota y pequeña (la pensión se gasta en otros menesteres más importantes que el cuidado de la cría), falta de higiene corporal, etc.).

Un domingo por la tarde, sobre el mes de octubre del año pasado, nos encontrábamos mi hija y yo en casa (ese finde me “tocaba”). Yo me puse a preparar la cena. Mi hija estaba conmigo.

Le pregunté si tenía que hacer deberes; me dijo que sí, que 2 páginas de restas "llevando". Le dije que mientras yo preparaba la cena, ella podría hacer los deberes. La cría se fue al salón, se sentó en la mesa y se puso a hacer los deberes mientras yo comencé a preparar la cena.

Al rato pensé “¿Qué coño estoy haciendo? Debería sentarme con ella en vez de dejarla sola y yo haciendo aquí la puta comida”. Le pregunté si quería que la ayudara con los deberes; me dijo “vale”. Dejé la cena a medias, me senté con ella y nos pusimos a hacer las restas “llevando”. Hablamos de varias cosas. Le pregunté si en casa de sus abuelos le ayudaban a hacer los deberes (la madre y la cría viven en casa de los abuelos maternos); se quedó un rato pensativa, la mirada perdida… me dijo que no.

Siguió haciendo las restas, yo a su lado. Al rato, deja el lápiz encima de la mesa, se levanta, se sienta encima de mi, me abraza muy fuerte y me da un besito en la mejilla y se me queda enganchada al cuello, apretándome muy fuerte.

¿Sabes cómo lloré? Me caían las lagrimas a chorros… y todavía se me mojan los ojos cuando recuerdo aquel besito.

Ese besito había sido la recompensa por todos esos días, semanas, meses, años de esfuerzo, dedicación y lucha por mi hija.

Con ese besito, con ese simple besito en la mejilla, mi hija me estaba dando las gracias por todos esos días, semanas, meses y años de esfuerzo, dedicación y lucha por ella. Y ella es muy consciente de eso. Siempre ha sabido que su papá estaba ahí, aunque no pudiera estarlo físicamente, a su lado, en su compañía, dándole ánimos, esperanza, cariño, amor, ternura. Ella sabía que en los momentos más duros para ella, en los momentos de máxima soledad y tristeza, su papá estaba a su lado, su papá nunca la iba a abandonar; y estoy seguro que mi hija, en esos momentos de soledad y tristeza, hablaba, aun en voz floja, con su papá; al igual que su papá hablaba con ella en voz floja, aunque no la tuviera físicamente a su lado.

...fin de la historia

TheRealThing ¿Habeis visto la película de Peter Pan, la de Steven Spielberg, con Robin Williams (Peter Pan), Dustin Hoffmann (Hook) y Julia Roberts (Campanilla)? Es una de mis favoritas. Os la recomiendo. Entre otras cosas habla de las “promesas incumplidas”. Es un padre que lucha por sus hijos.

Yo jamás he incumplido una promesa con mi hija, y ella lo sabe. Ella sabe que puede confiar en su papá, que su papá nunca la dejará colgada y si las cosas no salen es porque no ha podido ser, no porque su papá no lo haya intentado.

Nunca engañes a tu hijo, nunca hagas promesas que no puedas cumplir. Se sincero, sólo eres una persona, un puto padre separado, imperfecto, con fallos como todo el mundo.

Y seguro que algún día, tu hijo o hija te dará ese besito, ese simple y sencillo besito con el que te dará las gracias. ¿Cuál de todos será? Ya lo sabrás en su momento… en un besito muy especial, diferente al resto… simplemente especial. Hala, y ahora os vais al videoclub a sacar la peli de Peter Pan (que por cierto se llama “Hook – El Capitán Garfio”.

Un saludo