Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Gipuzkoa es el territorio con menos conflictividad en los procesos de divorcio

Suben las solicitudes de guarda y custodia compartida y las rupturas de mutuo acuerdo.
Se aprecia un aumento considerable en las rupturas en parejas de entre 45 y 65 años

ANE URDANGARIN/

SAN SEBASTIÁN. DV. No todas las parejas conmemoran el Día de los Enamorados regalándose ramos de rosas rojas y cajas de bombones con forma de corazón.

Algunas no tienen nada que celebrar.

Publicado el

Son aquellas que pasan a engrosar la lista de los separados o divorciados, un colectivo que ha aumentado de forma espectacular desde 1981, cuando los matrimonios dejaron de ser para toda la vida. Una revista recordaba el fin de semana que en España cada cuatro minutos se rompe una pareja, lo que evidencia el declive de San Valentín. Cómo se llevan a cabo estas desuniones es otro cantar. Y en este ámbito, Gipuzkoa se sitúa como el territorio que presenta un nivel más bajo de conflictividad en los procesos de ruptura.

Esta afirmación salió a relucir en la presentación del balance anual de la Asociación Guipuzcoana de Madres y Padres Separados (Agipase), que paradójicamente eligió el 14 de febrero para hablar de desamor. Según Mirari Bergara, trabajadora social, el territorio histórico lleva varios años presentando el porcentaje de conflictividad familiar más bajo de toda España, «que está en torno al 15%, cuando en otras comunidades llega incluso hasta el 60%».

La razón de esta tasa tan baja se debe, en parte, a que ha aumentado de forma «muy importante» el número de parejas guipuzcoanas que deciden separarse de mutuo acuerdo y también las que recurren a la mediación familiar para salvar sus diferencias.

La mediación, desde 1996

Precisamente, la mediación familiar fue uno de los aspectos que se incluyó en la nueva Ley de Divorcio, que entró en vigor el año pasado y que también introdujo la posibilidad de divorciarse a los tres meses de la boda sin previa necesidad de separarse, y la custodia compartida. La abogada Isabel Gil recordó que Agipase comenzó a ofrecer este servicio de mediación en 1996, que se incluye en el programa de atención integral a las personas en crisis en el que también tienen cabida, la atención primaria, jurídica, psicológica y de ocio.

Mirari Bergara destacó que este abordaje multidisciplinar «se está demostrando clave para prevenir e intervenir en conflictos domésticos».

Durante 2005 un total de 517 personas, 287 de ellas mujeres y 230 hombres, solicitaron lo servicios de Agipase. Julia Rodríguez, psicóloga de la asociación, recordó que los principales motivos de separación y divorcio fueron la infidelidad, la monotonía, los problemas de convivencia, el alcoholismo y las drogodependencias y los malos tratos.

Por tramos de edad, el año pasado se constató un «espectacular» aumento de las separaciones en el sector de los 45 a los 65 años, que atribuyeron en parte a una mayor solvencia de las mujeres que gracias a las ayudas sociales no dependen tanto económicamente de sus parejas. También subieron las rupturas en la parejas con edades comprendidas entre 26 y 35 años.

Mirari Bergara se felicitó porque entre los progenitores haya cada vez «un mayor esfuerzo para que la separación produzca los mínimos efectos en sus hijos y por compartir su cuidado y educación». El año pasado aumentaron las solicitudes de guarda y custodia conjunta y las peticiones para ampliar los régimenes de visitas.

Aún así, desde Agipase hicieron un llamamiento a las parejas de entre 26 a 35 años para que, en caso de separación, opten por la custodia compartida, porque, según explicó Isabel Gil, «no tiene sentido que las mujeres reclamen a sus compañeros que se impliquen en las tareas domésticas y en el cuidado de sus hijos y en el momento de la ruptura no admitan que el hombre pueda continuar educando a sus hijos».

Bergara también reclamó una mayor concienciación a los jueces y fiscales. Según explicó, hay ocasiones en las que una pareja está de acuerdo en la custodia compartida pero tienen que «camuflarla» y pactar una custodia exclusiva para la madre, con una régimen de visitas muy amplio, «porque sabemos que nos lo van a echar atrás cuando vean aspectos concretos, como el horario...».

INFORME AGIPASE 2005

Atenciones:
Los servicios de la Asociación Guipuzcoana de Padres y Madres Separados atendieron a 517 personas, de ellos 230 varones y 287 mujeres. Por edades, la mayoría tenia entre 26 y 35 años.

Primer paso:
En 65 casos la mujer solicitó la separación, en 67 el hombre y 200 fueron de mutuo acuerdo. 185 no habían iniciado los trámites.

Servicio jurídico:
Atendió a 180 personas.

Servicio psicológico:
Acudieron 299 personas.

Orientación familiar:
Atendieron a 58 padres/madres, 6 abuelos y 29 niños/niñas.

Mediación familiar:
Atendieron a 98 personas y se lograron 49 mediaciones.

Grupo de autoayuda:
Contó con 120 personas.

Taller de ocio y tiempo libre:
190 personas.

Los hijos y el boicot de los padres

Mirari Bergara, trabajadora social y mediadora. «Muchos padres separados sin la custodia de los hijos no tienen a dónde ir tras la ruptura»

http://servicios.diariovasco.com/pg060215/prensa/noticias/AlDia/200602/15/DVA-ALD-258.html