Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Alienación Parental según JM Aguilar

S.A.P. Síndrome de alienación parental

El primero en nombrar el Síndrome de alienación parental fue Richard Gardner en 1985, profesor de Psiquiatría Clínica del Departamento de Psiquiatría infantil de la Universidad de Columbia, este definía el S.A.P. como un trastorno que surge principalmente en el contexto de las disputas por la guarda y custodia de los niños, cuando el niño sufre un sistemático lavado de cerebro por parte de uno de los padres.

Publicado el

Uso De Los Recursos Legales. El Efecto De Casandra

La campaña de denigración puede permitir elaborar incidentes que permitan posteriormente el planteamiento de una acusación de abusos sexuales como falsa.

El efecto Casandra consiste en la posibilidad que tiene el profesional de adelantar los acontecimientos que van a ocurrir en tanto las estrategias conductuales de los sujetos, determinadas por el marco en el que se circunscriben y el objeto que buscan, son limitadas.

El progenitor alienador logra, gracias a los procedimientos establecidos por la Ley, una separación afectiva entre el hijo y el padre alienado no menor a seis meses y cercana al año.

El Tiempo Como Estrategia De Alienación.

El apego debe entenderse entonces como una estructura mental estable, elaborada a temprana edad, en la que se integran creencias acerca de sí mismo, otros y el mundo social, así como juicios que afectaran a la formación y mantenimiento de las relaciones íntimas durante toda la vida de sujeto.

La usurpación del tiempo del oro progenitor permite su campaña de denigración, así como prevenir el contacto con el progenitor alienado, de modo que se imposibilita el contraste de las expresiones denigrantes vertidas en el hijo, a la par que se debilita la elaboración de vínculos afectivos sanos.

Es entonces cuando el tiempo es un arma en manos del alienador, ya que permite que el hijo se convierta en miembro activo de la campaña de denigración.

El tiempo como estrategia de alienación a través de entorpecimientos en el normal transcurrir de las visitas, y de interferencias utilizando las estrategias legales a su alcance, es un rasgo diferenciador en un proceso de SAP.

El SAP es un proceso, y por tal requiere de tiempo para ser llevado a cabo. En este proceso, la instauración en la psique del menor de aquellas ideas que provocan su alienación, será mayor en tanto mayor sea el tiempo que el progenitor alienador haya dispuesto para actuar sobre él.

Inmersión judicial.

Los progenitores alienadores tienden a usar los procesos judiciales y la supervisión de las visitas con el progenitor alienado como un elemento más en su campaña de denigración.

El progenitor alienador interroga a sus hijos sobre lo que han hecho, visto u oído en las visitas con el otro progenitor, e relato los episodios judiciales en los que se encuentra inmerso, en un intento de elaborar nuevas estrategias para manipular a sus hijos.

El interés natural de un padre hacia el bienestar de un hijo es cualitativamente distinto del interés perverso de un padre alienador.

El progenitor perverso verterá en el hijo la información con objeto de destruir su vínculo, no con intención de mejorar o eliminar una variable inadecuada.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL. SAP VS. Abuso Sexual.

Los profesionales que llevamos a cabo nuestro trabajo en los juzgados conocemos que las falsas denuncias por abusos sexuales son una estrategia común para lograr interferir o lograr una posición de ventaja en litigios en los que se están tratando temas relacionados con la separación y el divorcio de una pareja. Esto provoca que muchos progenitores, responsables de la campaña de denigración, quieran justificar que la animadversión de sus hijos vienen dada por el abuso sexual de cual el menor ha sido víctima.

El diagnóstico SAP debe darse si existe una campaña justificada por parte de uno de los progenitores contra el otro, a la que se suman las contribuciones del hijo alienado.

El SAP es un diagnóstico que debe darse dentro del ámbito de las disputas judiciales por la custodia de los hijos.

Los padres alienadores son poco o nada cooperativos con los profesionales encargados de la evaluación de su situación familiar.

Al movernos dentro del mundo de la Ley, el profesional no puede cometer el error de recoger únicamente la opinión de una de dos alternativas enfrentadas, legítimamente, en sus reclamaciones.

No quisiera cerrar este apartado sin una última puntualización. En esta situación el esfuerzo económico y emocional siempre está debido a su necesidad de probar, del lado del progenitor alienado.

Favorecer la prolongación de esta situación, cuando la falta de contacto es una de las armas esenciales para lograr la alienación, es facilitar de modo indirecto los fines patológicos del progenitor alienante.

SAP VS Madre Usurpadora.

La intención de madre es la posesión del menor de modo excluyente y, por tanto, ni reclama obligaciones ni otorga derechos al padre.