Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

J. M. Aguilar:

"ES INACEPTABLE UTILIZAR A LOS MENORES COMO ARMA ARROJADIZA PORQUE QUIENES SE SEPARAN SON LOS PADRES"

El psicólogo forense habló del proceso por el que uno de los cónyuges inculca en los hijos odio hacia el otro.

F. Franco / VIGO Faro de Vigo 6/12/05

Conferencia en el Paraninfo de la Universidad

Publicado el

Un gran problema de este país es que las falsas denuncias salen gratis. Se está produciendo un aumento considerable de las mismas, por ejemplo por abusos sexuales, que luego acaban archivadas si no prosperan. En Estados Unidos se llegó a suponer que era un número tan alto que se creó legislación para evitar la impunidad de denunciantes".

José Manuel Aguilar, psicólogo clínico y forense, vino a Vigo y al Club FARO para hablar de los "Hijos manipulados por un cónyuge para odiar a otro", el llamado Síndrome de Alienación Parental (SAP), patología muy poco estudiada y reconocida en nuestro país que se produce con alta frecuencia, afirma, tras la separación de los cónyuges.

En este contexto fue en el que, rompiendo lo que hasta hace poco era una "ley del silencio entre los mismos jueces", criticó el aumento de falsas denuncias que una parte hace a la otra y quedan en la impunidad cuando no prosperan. "Tan estandarizadas están las denuncias gratuitas que incluso hay profesionales expertos en tramitarlas o facilitarlas.

Con ellas se consigue más tiempo para elaborar un proceso de alienación parental, de enfrentamiento de los niños con el cónyuge denunciado. Me parece dramático banalizar con algo como los abusos sexuales".

Presentado por la psicóloga y gerente de Alborada Pilar Álvarez Ilarri, en realidad el eje de su conferencia fue un fenómeno viejo pero según él cada vez más frecuente en las rupturas matrimoniales. "Al Síndrome de Alienación Parental -dijo- le hemos dado nombre ahora en España desde que salió mi libro pero ya hace 20 años que se estudia en Estados Unidos.

Es el proceso por el cual uno de los progenitores inculca a sus hijos, tras la separación, el odio contra el otro, del que se ha separado. Un proceso fraudulento y malicioso que se hace olvidándose de que quienes se separan son los padres y no los hijos, y es inaceptable utilizarlos como arma".

Según Aguilar, en los hijos influenciados por esta patología se suceden varias fases, desde los ataques de baja intensidad a situaciones severas de violencia contra el progenitor injuriado.


 
J. M. Aguilar en Vigo
instantánea de J.M Aguilar