Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Ocho de cada diez españoles apoyan la custodia compartida

en caso de divorcio aunque no haya acuerdo entre los progenitores, según una encuesta realizada por Gallup España para la asociación SOS Papá. Sólo un 4,7 por ciento se manifestó en contra de esta posibilidad si los padres no llegan a un consenso al respecto.

Publicado el

La encuesta, realizada a 964 españoles mayores de edad el pasado mes de abril, reveló que el 90 por ciento de los entrevistados respondieron afirmativamente a la pregunta "¿está usted a favor o en contra de que, tras un divorcio, los hijos puedan seguir relacionándose por igual con ambos progenitores?". Un 3 por ciento se opuso a esta posibilidad y un 6,9 por ciento no expresó su opinión al respecto.

En caso de desacuerdo entre los padres, el 83 por ciento se manifestó a favor de "una ley de custodia compartida que garantice que los hijos puedan continuar relacionándose por igual con ambos progenitores", que rechazó el 4,7 por ciento.

También se preguntó a los encuestados acerca de si consideran "honesta o deshonesta la actitud de los políticos que están a favor de la igualdad pero en contra de la custodia compartida?". Dos de cada tres (64,3%) la calificaron de "deshonesta", frente a un 8,6 por ciento que defendió su coherencia. Un 27 por ciento no supo expresar su posición.

LAS MUJERES, MAS A FAVOR

En contra de lo que pudiera parecer, según esta encuesta las mujeres se muestran más a favor de la custodia compartida que los hombres, con un 92,1 por ciento frente al 87,9 por ciento de los hombres.

Al mismo tiempo, la proporción de quienes apoyan la custodia compartida se incrementa a medida que asciende su nivel de estudios y clase social, y decrece a medida que aumenta la edad de los entrevistados.

Así, mientras entre quienes tienen estudios universitarios el apoyo supone un 94,1 por ciento, el porcentaje baja al 76,7 por ciento entre quienes tienen estudios inferiores a los primarios completos. Entre los individuos de clase alta el 94,9 por ciento son favorables a la custodia compartida frente al 84,4 por ciento de los de clase baja, mientras entre los menores de 24 años suponen el 94,6 por ciento y entre los mayores de 65 años, el 81,1 por ciento.

En caso de desacuerdo entre los progenitores, el estudio apunta que de nuevo son las mujeres más partidarias de compartir las custodia, con un 86,6% frente al 80,5 por ciento de los hombres.

Con esta encuesta, la asociación SOS Papá, cuyo objetivo fundamental es conseguir el reconocimiento legal de la custodia compartida automática, quería conocer la actitud de los españoles respecto a esta cuestión y al tratamiento que recibe en la nueva ley de divorcio, refrendada recientemente por el Parlamento y que ahora se someterá a votación en el Senado.

LA CUSTODIA A LAS MADRES EN EL 99% DE LOS CASOS

La asociación recuerda que durante los últimos 25 años, desde que se aprobó la vigente ley de divorcio, los jueces han otorgado la custodia de los hijos a las madres en el 99 por ciento de los casos, "imponiendo a los padres unos estrictos regímenes de visitas que, dependiendo de la edad de los hijos, pueden oscilar desde unas cuantas horas a la semana hasta cuatro días al mes", situación que, según sus cálculos, ha afectado a dos millones de niños.

A su juicio, los cambios sociales en este periodo derivados de la incorporación de la mujer al mundo laboral y la progresiva implicación de los padres en la crianza y educación de los hijos, hacía urgente "poner al día" la ley del divorcio en materia de custodia compartida.

Sin embargo, consideran que el Ejecutivo está impulsando "una ley de divorcio todavía más machista y retrógrada que la actualmente en vigor", al exigir, salvo en casos excepcionales, el mutuo acuerdo para establecer esa posibilidad. "En un país donde por norma se entrega la custodia exclusiva a las madres cuando éstas se oponen a compartirla, imponer la condición del mutuo acuerdo entre ex cónyuges equivale a conceder a las madres el privilegio de vetar a su antojo la custodia compartida --denuncian--. Se trata, por tanto, de una ley encubiertamente sexista".

Además, recuerda que "siempre que dos progenitores han deseado compartir la custodia de sus hijos, han podido hacerlo sin problemas, al margen de lo que estipulen la ley o los jueces" por lo que, desde este punto de vista, consideran que se trata de una ley "superflua".

De http://www.custodiacompartida.org

Puedes ver los datos descargando el archivo asociado en formato PDF.