Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Padres rechazados por sus hijos

(Más sobre Alienación Parental)

Jueces y psicólogos detectan en algunos menores el síndrome de la alienación parental

En un 35% de las separaciones y divorcios se producen situaciones traumáticas, según el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid. Cuando hay niños de por medio es frecuente que sean utilizados por los cónyuges como arma arrojadiza. Psiquiatras y psicólogos han diagnosticado un trastorno infantil directamente relacionado con las separaciones conflictivas: el síndrome de la alienación parental (SAP), que se produce cuando uno de los progenitores desprestigia sistemáticamente al otro ante los hijos.

Publicado el

Algunos jueces están empezando a examinar la presencia de este síndrome en los menores. En casos extremos han llegado a quitar a un progenitor la custodia de su hijo. Expertos y afectados explican la situación.

MÓNICA C. BELAZA - Madrid
EL PAÍS - Sociedad - 22-08-2005

Sólo en Madrid, el Defensor del Menor recibe 140 quejas al año sobre este problema

Un tribunal quitó la custodia a una madre por "manipular a su hija" contra el padre

"Mamá, no queremos verte". "Papá, déjanos en paz y desaparece de nuestras vidas". Son frases que escuchan algunos padres de boca de sus hijos después de un divorcio o separación conflictivos. Sin saber la razón, muchos padres y madres ven cómo el fuerte vínculo que les unía a sus hijos va desapareciendo hasta llegar, en los casos más graves, a la ruptura total.

El síndrome de la alienación parental (SAP) fue diagnosticado por primera vez por el psiquiatra norteamericano Richard Gardner en 1985, y los psicólogos y jueces españoles están empezando a observarlo en algunos niños tras la separación de sus padres. Se puede definir como "un trastorno que se produce cuando un padre transforma la conciencia de sus hijos, mediante distintas estrategias, con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor", según explica el psicólogo José Manuel Aguilar, autor del primer libro publicado en España sobre este problema (El síndrome de alienación parental, editorial Almazara, 2004).

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid recibió el año pasado 140 quejas relacionadas con este síndrome. José Antonio Luengo, psicólogo y secretario general de esta institución, señala que "cada vez hay más padres que inculcan en sus hijos odio hacia el otro progenitor: más del 10% del total de las quejas que recibimos tiene que ver con esta cuestión".

¿Qué puede desencadenar que un padre o madre comience una campaña sistemática para desprestigiar al otro ante su hijo? Los motivos pueden ser múltiples: la lucha por la custodia tras la separación, el reparto de bienes, el ánimo de venganza por una separación no deseada, una nueva relación de pareja, el nacimiento de un nuevo hijo.

Los jueces y psicólogos de los juzgados también están empezando a valorar la posible manipulación de los niños tras una separación. Un grupo de psicólogos de los Juzgados de Familia de Cataluña asegura en un informe de 2004 que "el síndrome de alienación parental se produce en un 10% de las familias atendidas".

La Audiencia de Zaragoza quitó a una madre la custodia de su hija en 2004 por presentar "un trastorno de personalidad que le lleva a manipular a su hija para que sienta rechazo hacia la figura del padre, provocando con ello serias situaciones de estrés en la menor".

Mar V. G. está viendo cómo su hijo se va alejando de ella poco a poco desde que se separó de su marido, que obtuvo la custodia del niño. A partir de ese momento empezó a rechazarla y a insultarla. "El niño se sabía todo el procedimiento de separación, hablaba con lenguaje judicial y me decía que yo no le cuidaba bien, que no quería estar conmigo", afirma.