Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Un padre se viste de mujer ante el juez para exigir la custodia de sus dos hijas

ELDA / Pretende denunciar que la Justicia favorece a la madre en los casos de separación «He hecho un poco el ridículo para reivindicar que la figura paterna es necesaria»

Publicado el

Lázaro Baides se presentó ayer a mediodía en el Palacio de Justicia de Elda vestido de mujer para demostrar que se siente discriminado en relación a la custodia de sus hijas.

Este vecino de Petrer quiso llamar la atención sobre su problema, que dice es el de muchos otros padres que son discriminados por la Justicia por cuestión de sexo.

Lázaro Baides dice que su condición de varón le impide conseguir la custodia de sus dos hijas, a las que no ve desde el 15 de febrero, cuando su ex mujer se marchó a Jaén con las niñas, de 6 y 10 años.

Se ha vestido de mujer, para pedir lo que le corresponde como padre.

Lázaro Baides asegura que un 15 de febrero fue a buscar a una de sus hijas al colegio, como solía hacer, para llevarla al médico y allí le comunicaron que desde hace días las niñas no acudía a clase, porque se habían marchado a Jaén, con su madre.

Ante esta situación, se dirigió al juzgado para interponer una denuncia por un posible delito de sustracción de menores. Denuncia que fue archivada a los pocos días, ante su sorpresa.

Sorpresa que fue mayor cuando hace unos días le fue notificada una denuncia de su ex mujer por incumplimiento del régimen de visitas.

El juez de la sala número 1 de Elda le ha llamado a declarar, a raíz de la denuncia interpuesta por su ex mujer.

Ayer se presentaba vestido de mujer «haciendo un poco el ridículo. Buscamos que los niños tengan tanto padre como madre. La Ley dice que somos visitadores de nuestros hijos y no tienen la figura paterna delante que les hace falta».

Con esta acción, Lázaro Baides espera sentar un precedente: «Hay muchos padres que no saben que hacer, mi mensaje también es para ellos, para decir basta y pedir la igualdad. No es nada fácil venir vestido de esta forma».

Tras media hora de declaración, la imputación le obliga a pasar una manutención de 180 euros a sus hijas y no cumplir el régimen de visitas. Lázaro Baides afirma que por medios económicos no puede afrontar estas obligaciones, porque tiene una incapacidad permanente con una pensión de 219 euros mensuales y un contrato de trabajo de cuatro horas semanales que le supone el cobro de otros 90 euros más al mes.

Por ello, se pregunta: «¿A quién le paso yo la pensión de alimentos?, desde febrero no las he visto».

En febrero pidió una modificación de las medidas de custodia de sus hijas, todavía sin respuesta. Para apoyar a este padre, varios integrantes de la Asociación en defensa de la Infancia en procesos de separación se han personado a las puertas de los juzgados de Elda y han denunciado que se sienten amenazados por el llamado síndrome de alienación parental.
 
Lázaro de Mujer
Lázaro mujer