Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

DEFENSOR DEL PUEBLO DE CATALUNYA INFORMA DEL S.A.P. EN EL PARLAMENTO

EL SÍNDIC DE GREUGES(DEFENSOR DEL PUEBLO EN CATALUNYA) INFORMA ANTE EL PARLAMENT DE CATALUNYA DEL PADECIMIENTO INFANTIL EN LOS PROCESOS DE SEPARACIÓN Y DIVORCIO, DEL SÍNDROME DE ALINEACIÓN PARENTAL, Y DE LA UTILIZACIÓN DE DENUNCIAS PARA ALEJAR A LOS HIJOS DEL OTRO PROGENITOR.

Publicado el

Estudiar como abrir el ámbito privado a la intervención de profesionales educativos y sociales para apoyar a los niños y adolescentes en un núcleo familiar en ruptura, cuando no se dan los supuestos de desamparo (posibles incorporaciones en las leyes de servicios sociales o de atención y protección de los niños).

Establecer convenios de colaboración con la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya por buscar formas de mejorar la atención de los niños y adolescentes afectados en litigios familiares.

2.3.2.
Abusos y desprotección de niños que viven con adultos en conflicto

Una situación mucho más extrema es la que viven los niños y los adolescentes inmersos en los conflictos de separación de los progenitores en los cuales aparece, además, el posible abuso sexual de uno de los dos progenitores con los que viven.

Queremos hacer una especial mención de estos casos, no tan sólo por la gravedad, sino porque reúnen unas características que dificultan extremadamente nuestra intervención. Así, todos ellos están sub judice, ya han sido juzgados o no admitidos por el juez; aparecen múltiples denuncias cruzadas; a menudo tienen expedientes judiciales abiertos en el ámbito civil y penal simultáneamente.

En medio, hay un menor que padece no tan sólo la práctica del abuso, si es que este se da, sino también una excesiva y duplicada intervención de pèritos e instancias judiciales, que no siempre actúan con la cautela correspondiente, que reabren continuamente conflictos de fidelidad y angustias de abandono y culpabilidad.

Una de las asociaciones de padres que antes hemos citado, al hablar del "síndrome de alienación parental" basaba algunas de sus reclamaciones en el hecho de haber sido acusados falsamente, con la consecuencia de suspensión de visitas y salidas con el progenitor presumiblemente perpetrador del abuso. Si el abuso sexual infantil es ya de por si difícil de valorar y juzgar por la naturaleza privada de los presuntos hechos denunciados, el conflicto entre padres y la utilización de esta acusación por distanciar los hijos de uno de los progenitores hace que esta valoración sea encara más complicada.

Ante estas solicitudes de padres y madres, el Síndic tiene dificultades para intervenir, pero no puede dejar de intentar alguna actuación para evitar al máximo posible las situaciones de riesgo y reducir el padecimiento del menor por aquello que vive. De ahí que, se ha dirigido a menudo al Ministerio Fiscal para que intente conciliar los litigios que se producen en instancias y juzgados diferentes y valore con agilidad la posibilidad de pedir medidas cautelares.