Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

La otra cara de la

Todos estamos asistiendo al bombardeo que los medios de comunicación, asociaciones, colectivos y demás instituciones públicas están llevando a cabo en la lucha contra los maltratos que reciben muchas mujeres por parte de su pareja.

....................................

Luchemos pues contra la violencia!!, pero hagámoslo de una forma justa y racional, luchemos contra todo tipo de violencia. Elaboremos leyes adecuadas para todos, porque cualquiera de nosotros, sea hombre o mujer, puede ser víctima de una persona violenta.

Estrella Marín Bonilla

Publicado el

Me considero con la obligación moral de recordarles a todas estos bienintencionados y lumbreras, creadores de esta “sofisticada ley”, (que, me parece a mi, es lo más parecido a la Santa Inquisición), que la violencia no es una conducta reprobable que sólo puede ser aplicable a los hombres.

La violencia desgraciadamente es un mal que puede estar en el interior de cada uno de los hombres y mujeres que habitan este planeta, y que lo único que han conseguido con esta campaña mediática desmedida es llenar las dependencias policiales de otro sector de mujeres violentas que manipulan con toda impunidad una ley que les otorga un poder también desmedido y que deja en indefensión al resto de los individuos, ya sean hombres (generalmente sus ex parejas) o incluso niños (desgraciadamente en la mayoría de los casos sus propios hijos).

Por supuesto que hay que luchar contra la violencia!!, pero no podemos ser tan cínicos y pensar que la violencia tiene género. Habría mucho que debatir sobre lo que es “violencia”, y sino que se lo pregunten a muchos hombre que son víctimas de constantes chantajes psicológicos por parte de sus mujeres.

No podemos olvidar que la violencia puede partir de cualquier persona, tanto si es hombre como si es mujer. Esta lucha no puede convertirse en una caza de brujas donde salimos perdiendo la mayoría y donde pagan justos por pecadores.

Hoy en día los juzgados están colapsados de denuncias por violencia de género, la mayoría de ellas falsas (se habla aprox. de un 80%).

Denuncias interpuestas por mujeres que lo único que pretenden es destruir la vida de sus ex parejas, mujeres que son capaces de mentir, coaccionar y chantajear utilizando a sus hijos como armas arrojadizas, e incluso de autoagredirse, con tal de conseguir su propósito.

!Esto es violencia también!.