Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

SI, YO TAMBIEN QUIERO QUE EL JUEZ INTERVENGA RAPIDAMENTE

En primer lugar, para que ningún menor no emancipado, sabiendo que un menor emancipado es aquel menor de 18 años, pero mayor de 16 años, a quien un juez haya concedido la emancipación, no sea internado por ninguna esposa y madre en ningún centro de día, casa de acogida o piso tutelado sin que un juez lo autorice por escrito

Publicado el

Puede que sean del orden de 10 al día, para un colectivo de casi 4.000 jueces en todo el estado español (Las cifras exactas son lo de menos).

Sobre todo cuando alguna administración autonómica ha manifestado que sólo tiene responsabilidad administrativa en la red de dichos centros que ha creado y financia.

Exigiría que los jueces que decretan órdenes de protección y medidas rápidas, dentro de las normas actuales, digan, sin lugar a dudas, si lo juzgado es motivo de separación y divorcio. No creo que los políticos se atrevan a crear o modificar leyes para que nos saquen a los ciudadanos de a pie de la tremenda duda que existe sobre ese tema. De eso entienden políticos, abogados, asociaciones y hasta las vecinas. Pues bien, que lo aclaren los jueces, por escrito. No creo que los Sres. políticos se atrevan a ello.

A los jueces tampoco creo que les interese definirse en ese tema, en esas medidas urgentes. Pero todos iríamos sobre seguro y se evitarían muchos juicios posteriores. Dicen los políticos que aceleran las soluciones, lo que hacen es crear más decisiones judiciales. Suman y no restan. Dentro de la misma responsabilidad a exigir a los jueces, que digan donde debe residir el esposo y padre expulsado del domicilio familiar, pues me temo que vienen eludiendo dicha obligación al no indicar, frecuentemente, el lugar del ejercicio del derecho de visitar a los hijos menores o incapacitados que se contempla en el artículo 94 del Código Civil, o en el artículo 103 del mismo código, cuando habla del deber que tiene el cónyuge apartado de los hijos de velar por éstos durante el tiempo que podrá comunicar con ellos y tenerlos en su compañía.

Me temo que los jueces deben resolver ese problema, siempre, porque lo dice la ley, y no el padre expulsado del domicilio familiar, en un país con tres millones de viviendas vacías, sobre todo considerando que un padre expulsado debe empadronarse, por obligación legal. Pues bien, el juez dirá, cosa que hoy no vienen haciendo, frecuentemente. El expulsar a un ciudadano del domicilio conyugal crea un problema jurídico que no viene resolviendo el estado. Y no es ningún ayuntamiento quien lo debe solucionar, sino un juez.

Por lógica, el que le expulsa. Qué diga a donde le expulsa. Esto tiene mucha importancia. Se lo puede decir a los hijos en audiencia pública y motivar dicha decisión, conforme se contempla en el artículo 120.3 de la Constitución española.