Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Padres sufridores:

Huelva, 18 de diciembre del 2.004

Traemos hoy a nuestro titular las palabras del Fiscal General del Estado, porque estamos convencidos que DICE LO QUE SIENTE y que, además, ES VERDAD LO QUE DICE.

Y en correlación a esta VERDAD MUY BIEN DICHA, transcribimos un nuevo fragmento del escrito de denuncia que hemos enviado al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, a los efectos ya conocidos.

Publicado el

Del extracto que podemos leer a continuación, podemos apreciar “COMO SE FABRICA UNA VÍCTIMA”, mediante la utilización torticera de una casa de acogida para mujeres maltratadas y con la tradicional actitud de “vista gorda” del Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial de Huelva, D. Francisco Ontiveros Varela.

En el escrito de hoy, un padre desesperado se dirige al Fiscal Jefe, mediante escrito sellado en el Registro de Entrada de la Fiscalía de Huelva, a los efectos de solicitar su mediación para evitar que su hijo quede para siempre DESAFECTADO DE SU PADRE.

Este era el fin último que la madre intentó (y consiguió) ingresando en aquella casa de acogida, SIENDO TOTALMENTE FALSO que hubiese sido mujer necesitada de aquel recurso público destinado a la protección de las VERDADERAS MUJERES MALTRATADAS.

Tal como podrán apreciar por su lectura, de aquel “grito de socorro y ayuda” han transcurrido casi cuatro años, y a día de hoy, la situación de DESAMPARO EMOCIONAL de aquel menor sigue siendo prácticamente igual, repetimos, muy a pesar del conocimiento puntual que el Sr. Ontiveros Varela tiene de este caso concreto.

Para mayor abundamiento, digamos que esta historia cruel, sufrida por un padre de Huelva, es perfectamente extrapolable a centenares de otros padres de esta demarcación geográfica en las que la actuación del Fiscal Jefe ha sido exactamente la misma, es decir: DESAMPARAR AL MENOR DE SUS DERECHOS FUNDAMENTALES

------- ...AL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANDALUCIA...

Con fecha 27 de Julio del 2.001, aquel padre dirigió un escrito a la Fiscalía de Huelva, a la atención del Fiscal Jefe, compuesto de NUEVE FOLIOS, en los que pormenorizadamente ponía en su conocimiento los más recientes incidentes de su separación matrimonial, en la que entre otros avatares, este padre se vió impelido a pedir protección policial ante la Comisaría de Policía de Huelva, por las agresiones sufridas de modo salvaje por su entonces esposa, en las que él y su hija fueron apaleado (él) y testigo presencial del apaleamiento (el niño).