Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Padres y madres separados exigen la custodia compartida

Consideran "muy tibia" la referencia que la reforma de la Ley del Divorcio hace sobre la custodia y piden que se estudie un modelo similar al francés.

LA OPINIÓN 1/10/04
Redacción.A Coruña

Publicado el

La Asociación Galega de Pais e Nais Separadosconsidera que la mención que el anteproyecto de la Ley del Divorcio hace sobre la custodia compartida es "muy tibia", lo que les hace sentirse "decepcionados" después de llevar 12 años "luchando" para que no "les separen de sus hijos".

Así lo explicó ayer el presidente de la asociación, Antonio Díaz Piñeiro, en el transcurso de un encuentro que la entidad celebró en Santa Cristina.

El anteproyecto de la Ley del Divorcio dice que "los padres podrán acordar o, en su caso, el juez podrá decidir, siempre en beneficio del menor, que la guarda de los hijos sea ejercida por uno solo de ellos o conjuntamente, procurando no separar a los hermanos", una referencia a la custodia compartida que la asociación considera claramente insuficiente, por lo que demanda al Gobierno que tome como modelo la ley francesa.

En el país galo, en caso de desacuerdo, el juez debe tratar de conciliar a las partes.
"Al efecto de facilitar la búsqueda por los padres de un ejercicio consensuado de la patria potestad, el juez podrá proponerles una solución de mediación y, tras haber obtenido su conformidad, designar un mediador familiar al efecto".

"Queremos que en caso de separación de los padres, se haga los mismo que en Francia, donde la custodia es, por defecto, compartida.

Además, echamos en falta que el anteproyecto recurra más a los mediadores, ya que lo mejor para el niño es que sus padres lleguen a un acuerdo", apunta Antonio Díaz.

A pesar de la decepción en la redacción del artículo sobre la custodia, la Asociación Galega de Pais e Nais Separadas, de la que forman parte unas 600 personas, se alegra de que ya no vaya a ser necesario que los cónyuges presenten una razón para pedir la separación.

"Lo único que se consigue al obligar a alguien a dar unas causas es aumentar la conflictividad entre la pareja", comenta Díaz Piñeiro.

Sobre las críticas que un gran número de organizaciones feministas han vertido sobre la posibilidad de la custodia para ambos progenitores, los padres y madres separados gallegos creen que "algunas de estas asociaciones sólo quieren crear confrontación por intereses económicos".

La necesidad de llegar a acuerdos siempre que sea posible y el derecho de un niño a ser educado por su padre y su madre fueron los ejes de una reunión en la que también se abordó el síndrome de la alienación parental.

Según explica Antonio Díaz Piñeiro, los expertos estiman que en un 80% de los casos de separación contenciosa, "uno a ambos cónyuges acusa al otro delante del niño de ser el culpable de la situación para que el pequeño le odie".

José M. Aguilar Cuenca, autor del único libro que existe en castellano sobre este síndrome, expuso ayer que en un 15% de los casos las acusaciones son muy graves, lo que podría llevar al niño hasta el suicidio, además de hacer que el menor se distancia de uno de sus padres hasta el punto de que sea casi imposible rehacer la relación. Aquellos que deseen más información sobre la asociación pueden consultar la página

http:// ayudaafamiliasseparadas.fiestras.com