Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Una juez de Barcelona concede la custodia de un niño a su padre

y obliga a la madre a pasar pensión alimenticia.

BARCELONA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una juez de Barcelona ha dictado una sentencia poco habitual al conceder la guarda y custodia de un hijo que acaba de cumplir siete años al padre en detrimento de la madre, obligando además a la mujer a pasar una pensión alimenticia a su ex marido.

Los abogados de la madre ya han recurrido el fallo ante la Audiencia de Barcelona.

Publicado el

Éste es uno de los argumentos esgrimidos por la juez para su decisión final, ya que, aunque afirma que "la vinculación entre madre e hijo es indudablemente muy importante porque ha sido la madre la figura cuidadora hasta que se produjo la ruptura de la pareja", la evolución del niño ha sido "positiva" desde que se fue a vivir con su padre.

EN CONTRA DE LOS TRABAJADORES SOCIALES.

No obstante, los trabajadores sociales dictaminaron que tras la separación, el padre "colocó al hijo" como "objeto de afecto" y "se ha situado como víctima de una situación que no ha podido tolerar, mostrando un resentimiento hacia la madre", lo que, según los trabajadores sociales, "puede afectar negativamente a la figura de madre que el menor tiene interiorizada".

En el informe presentado por el SATAV en el juzgado también se hacía constar que "la madre ha sido la principal figura cuidadora del menor" y que "tiene una estabilidad emocional y un entorno familiar estable para atender adecuadamente las necesidades" del niño.

A pesar de este informe y de la petición del fiscal, la juez considera que la evolución emocional del menor tras la separación ha sido "positiva" y añade que "el padre se ha acercado más al hijo y ha sido el que ha recabado la atención psicológica mientras que la madre no lo consideró necesario".

MAS MEDIDAS.

En la misma resolución, por la que la juez ha otorgado la guarda y custodia del menor al padre, se acuerda que el uso de la vivienda conyugal sea también para el padre, así como "los objetos de uso ordinario existentes en la misma".

Por último, la juez también decreta la separación matrimonial de la pareja, debido al "progresivo deterioro de su relación, aunque no sea posible afirmar objetivamente" cual de los dos miembros "es responsable en exclusiva" de dicho deterioro.

La abogada del padre, Maria Assumpció Martínez Rogés, mostró su satisfacción por la decisión de la juez y explicó que esta resolución demuestra que, aunque "no es muy habitual", los jueces "empiezan a tener en cuenta que no sólo el hecho de dar a luz debe ser valorado a los efectos de la guarda y custodia de un menor cuando el padre esté suficientemente capacitado para cuidar del hijo".