Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Reseñas en la prensa de la reunión de ConPapáyMamá

DE 17 de Julio de 2004

Publicado el

DIARIO VASCO 18/7/04

Padres y madres separados critican la ley contra el maltrato a mujeres

La Confederación estatal la considera «discriminatoria» y pronostica que agravará la situación Advierte que el maltrato también afecta a hombres, niños y mayores

DV Y AGENCIAS./VITORIA

La Confederación estatal de Asociaciones de Madres y Padres Separados (Conpapaymama) ta- chó ayer de «discriminatoria» la ley integral de medidas contra la violencia ejercida contra las mujeres y advirtió de que traerá un incremento de la violencia, ya que no soluciona el problema sino que lo agrava.

La confederación escogió la capital alavesa como lugar de reunión de las distintas asociaciones que la integran para analizar el proyecto de ley orgánica del Gobierno español, que tiene como objetivo atajar la violencia que se ejerce sobre las mujeres.

Durante una comparecencia de prensa, Justo Sáenz, presidente de la Confederación y de la Federación vasca de Madres y Padres Separados, denunció que la futura ley sólo proteja a la mujer y reclamó al Gobierno un planteamiento «más global», dado que «los maltratos también afectan a hombres, menores, abuelos e incluso parejas del mismo sexo».

Sáenz reprochó al Gobierno que no haya invitado a la Confederación estatal de Madres y Padres Separados a negociar la ley y sí lo haya hecho con grupos «extremistas y radicales» que se denominan feministas.

Ignora el conflicto social

El presidente de la confederación solicitó al Gobierno que reflexione sobre el contenido de la ley y recordó que, «la violencia familiar no se combate con medidas penales exclusivamente y menos discriminatorias». En este sentido, Sáenz advirtió de que los datos demuestran que durante los años 2003 y 2004, cuando se han potenciado las medidas de tipo coercitivo, «las muertes y denuncias no han hecho más que aumentar».

En opinión de la confederación de padres y madres separados, la futura ley «ignora el conflicto social» que está detrás de cada muerte y maltrato (drogodependencias, adicciones, infidelidades, problemas económicos o divorcios muy traumáticos), y «como el Gobierno siga sin modificar la Ley del Divorcio de 1981, el número de casos de violencia seguirá aumentando y será cada vez más fuerte».

Frente a ello, la confederación propuso una serie de medidas orientadas a la prevención y a la atención integral de las familias en crisis.

Asimismo, reclama una modificación de la Ley del Divorcio (1981) que incluya la guarda y custodia compartida de los hijos y la creación de un fondo social para situaciones de impago de pensiones, entre otras medidas.

También, demandaron una mayor «agilización» del sistema judicial en procesos de separación y divorcio, para evitar que los conflictos familiares se enquisten.

Mañana lunes, representantes de la Confederación harán llegar estas y otras propuestas a la comisión de violencia del Congreso de los Diputados, con la esperanza de que sean tenidas en cuenta de cara a la futura ley.

Por último, el presidente de la confederación estatal puso a Euskadi como ejemplo de la comunidad autónoma del Estado con menor índice de violencia doméstica y lo atribuyó al buen funcionamiento de los niveles de prevención.