Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Violencia y ventajismo

Escrito por Teresa - 04-07-04 21.53 en http://canales.diariovasco.com/interactivo/foros/read.php? v=t&f=245&i=115&t=115

Como médica de urgencias (y como familiar próxima de una mujer que teme ser asesinada en cualquier momento por su marido) tengo que declarar lo siguiente:

Publicado el

1) En los más de 25 años que llevo trabajando como médica de urgencias en un gran hospital, siempre he atendido un número de casos de mujeres agredidas por sus esposos o amantes; siempre he intentado que pongan la correspondiente denuncia (y, en algunos casos que me parecían especialmente obvios, yo misma la he puesto).

2) Desde hace un par de años ha crecido como la espuma el número de mujeres que aparecen por urgencias reclamando un certificado médico para presentar denuncia por malos tratos contra su marido (o "ex- marido").

Llegan con un plan perfectamente preconcebido, dispuestas prácticamente a dictarme lo que tengo que poner en el informe..., y pretextando lesiones de más que difícil comprobación (un mínimo hematoma que podría haber sido provocado por cualquier golpe con una esquina, una dolencia en el hombro de cuya existencia el médico sólo puede tener constancia por el testimonio de la supuesta víctima...).

3) Lamento parecer en exceso autosuficiente, pero en la inmensa mayoría de los casos creo que puedo detectar a primera vista qué casos son reales y cuáles son una pura estrategia dictada por los abogados (o abogadas) para obtener ventajas en casos de divorcio.

Desde esta experiencia, puedo proclamar que los casos realmente serios que yo tengo que atender siguen siendo poco más o menos los mismos que eran desde que yo llevo en este trabajo (un par de ellos a la semana), en tanto que el aumento espectacular de casos (dos o tres diarios) se corresponde con esos casos que tienen toda la pinta de ser pretextos.

4) Tras todos estos años atendiendo tales casos, conozco a varios de los policías que recogen las denuncias por malos tratos domésticos; en varios casos he intentado convencerlos de que tramiten con especial urgencia los casos que a mí me parecen realmente serios, pero me han respondido que les resulta imposible: los organismos judiciales han quedado bloqueados por ese aluvión de denuncias que tienen todo el aspecto de ser un pretexto para obtener mejoras en procesos de divorcio.

5) Conozco, como es obvio, a muchos otros médicos que trabajan en servicios de urgencias, y al hablar de este asunto con ellos siempre he tenido la sensación de que su percepción coincide con la mía.