Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

La juez decana de Barcelona alerta del posible abuso de denuncias de mujeres por violencia doméstica

DICE QUE LAS DILIGENCIAS SE HAN CUADRUPLICADO

El Mundo 28/5/04

BARCELONA.- La decana de los juzgados de Barcelona, María Sanahuja, ha asegurado que se ha producido un aumento en el número de denuncias realizadas por mujeres presuntamente víctimas de delitos relacionados con la violencia doméstica.

Publicado el

Según refleja la Memoria de los Juzgados de Barcelona de 2003, las diligencias por delitos de este tipo de violencia casi se han cuadruplicado respecto a 2002, pasando de 609 a 2.016 en el 2003.

Asimismo, también aumentaron las diligencias por delitos de abandono de familia (de 256 a 373) y de agresiones sexuales (de 624 a 696).

Para Sanahuja, en los temas de violencia doméstica los jueces "trabajan con una gran presión por parte de los medios de comunicación que, aunque es legítima porque afecta a un grave problema social, no permite hacerlo siempre en las mejores condiciones y a veces provoca una justicia defensiva que no siempre ofrece las mejores soluciones al problema".

Según la decana de los juzgados de Barcelona, además de los medios de comunicación, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) también realiza una "presión" a los jueces en estos temas que, en su opinión, se deberían estudiar para comprobar si la "sensación" que tienen los jueces de que se abusa de este tipo de denuncias es cierta.

Una mejor separación

Sobre este extremo, Sanahuja ha explicado que al haber tantas denuncias por violencia doméstica provoca que no se pueda proteger -por los policías- a las auténticas víctimas. "Para proteger a una mujer se necesitan ocho policías", pero como no hay suficientes efectivos se debe estudiar si se está produciendo un exceso a la hora de denunciar estos casos.

Para la decana de los jueces de Barcelona, los jueces "dando una respuesta rápida a situaciones que no admiten dilación, pero razonablemente en cada caso concreto", pueden dar respuesta a este tipo de delitos. Sin embargo, Sanahuja ha reclamado a los abogados "que disuadan a sus clientes de utilizar los procedimientos penales para obtener mejores resultados en los procesos civiles".

En este sentido, ha señalado que una mujer no puede denunciar por malos tratos a su compañero para obtener una mejor separación y ha afirmado que, además de los abogados, los poderes públicos y los medios de comunicación deben favorecer la resolución de desacuerdos matrimoniales y la no utilización de la justicia penal para estos casos.

'Graves' declaraciones

Las reacciones a estas declaraciones no tardaron en llegar. Médicos especialistas en atención de mujeres maltratadas consideraron "penosas" las declaraciones de la juez. Según la doctora Consuelo Barea, Sanahuja demuestra "una falta de información" y "un desconocimiento total" de "la realidad de las mujeres maltratadas".

Para Barea, "el problema es que los propios médicos y los jueces no saben detectar bien cuando existen malos tratos". "En la mayoría de casos, las víctimas, aparte de tener miedo, sufren el denominado síndrome de Estocolmo y justifican la acción de su maltratador", algo que algunos jueces interpretan como que "no existió tal agresión".

Por su parte, la abogada experta en malos tratos y agresiones sexuales, María José Varela, calificó de "especialmente graves" las declaraciones de Sanahuja, ya que "duda de las mujeres denunciantes".

Además, añadió que "si Sanahuja tiene pruebas de sentencias por denuncia falsa, los dé a conocer", pero si no, "deberá rectificar". Asimismo, afirmó que "no podemos imputar un delito a las mujeres".