Asociación Gallega de Padres y Madres Separados

Ayuda práctica, jurídica y psicológica padres, madres, separados, divorciados e hijos

Tributación conjunta e individual. Aplicación del mínimo familiar.

El consultante se encuentra en la siguiente situación:

- Divorciado, actualmente convive con su pareja de hecho y sus cuatro hijos.
- Dos hijos de su anterior matrimonio, que a 31-12-2003 son mayores de edad pero menores de veinticinco años.
Dos hijos de su pareja de hecho menores de edad.
Uno de ellos tiene menos de tres años a 31-12-2003.

Publicado el

Nº. CONSULTA 2033-03

ORGANO SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas

FECHA SALIDA 02/12/2003

NORMATIVA Ley 40/1998, Arts. 40, 40 bis, 40 ter, 47, 68, 69, 70.

DESCRIPCION El consultante se encuentra en la siguiente situación:

- Divorciado, actualmente convive con su pareja de hecho y sus cuatro hijos.

- Dos hijos de su anterior matrimonio, que a 31-12-2003 son mayores de edad pero menores de veinticinco años. Dos hijos de su pareja de hecho menores de edad. Uno de ellos tiene menos de tres años a 31-12-2003.

CUESTION Tributación conjunta e individual. Aplicación del mínimo familiar.

CONTESTACION 1º.-
Tributación conjunta e individual.
El consultante puede optar por la tributación conjunta o individual, según lo establecido en el artículo 69 de la Ley 40/1998, de 9 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que establece:

“1. Las personas físicas integradas en una unidad familiar podrán optar, en cualquier período impositivo, por tributar conjuntamente en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, con arreglo a las normas generales del impuesto y las disposiciones del presente Título, siempre que todos sus miembros sean contribuyentes por este impuesto.

La opción por la tributación conjunta no vinculará para períodos sucesivos.

2. La opción por la tributación conjunta deberá abarcar a la totalidad de los miembros de la unidad familiar. Si uno de ellos presenta declaración individual, los restantes deberán utilizar el mismo régimen.

La opción ejercitada para un período impositivo no podrá ser modificada con posterioridad respecto del mismo una vez finalizado el plazo reglamentario de declaración.

En caso de falta de declaración, los contribuyentes tributarán individualmente, salvo que manifiesten expresamente su opción en el plazo de diez días a partir del requerimiento de la Administración tributaria. “

El artículo 68 de la Ley establece:

“1. Podrán tributar conjuntamente las personas que formen parte de alguna de las siguientes modalidades de unidad familiar:

1. ª La integrada por los cónyuges no separados legalmente y, si los hubiere:

a) Los hijos menores, con excepción de los que, con el consentimiento de los padres, vivan independientes de éstos.

b) Los hijos mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

2. ª En los casos de separación legal, o cuando no existiera vínculo matrimonial, la formada por el padre o la madre y todos los hijos que convivan con uno u otro y que reúnan los requisitos a que se refiere la regla 1ª) de este artículo.

2. Nadie podrá formar parte de dos unidades familiares al mismo tiempo.

3. La determinación de los miembros de la unidad familiar se realizará atendiendo a la situación existente a 31 de diciembre de cada año.”

La unidad familiar en este caso estaría formada por el consultante y los hijos menores de edad a 31 de diciembre del año 2003 que convivan con él. A estos efectos es indiferente si los hijos son de su anterior matrimonio o de su actual pareja de hecho. En base a los datos del escrito presentado, en principio, la unidad familiar estaría integrada por el consultante y los hijos nacidos en los años 1999 y 2002.

En el supuesto de que el consultante optase por la tributación conjunta, la pareja de hecho del consultante tendría que tributar en tributación individual.

2º. - Aplicación del mínimo familiar.
A partir del 1 de enero del 2003 la aplicación del mínimo personal y familiar se encuentra regulado en los artículos 40, 40 bis y 40 ter de la Ley 40/1998 en la redacción dada por la Ley 46/2002, de 18 de diciembre.

El artículo 40 de la Ley del Impuesto establece que el mínimo personal y familiar de cada contribuyente estará formado por la suma de las cuantías que resulten de acuerdo con los artículos 40 bis y 40 ter de esta Ley, y se aplicará, en primer lugar, a reducir la parte general de la renta del período impositivo, sin que ésta pueda resultar negativa como consecuencia de tal disminución. El remanente, si lo hubiere, se aplicará a reducir la parte especial de la renta del período impositivo, que tampoco podrá resultar negativa.

El resultado de estas minoraciones dará lugar a la parte general y especial de la base imponible, respectivamente.

A - Tributación individual.

a) Mínimo Personal.
Los contribuyentes podrán reducir en concepto de mínimo personal, con carácter general, la cantidad de 3.400 euros anuales.
b) Mínimo por descendiente.
El mínimo familiar se regula en el artículo 40.Ter de la Ley en los siguientes términos:

“1. Los contribuyentes podrán reducir en concepto de mínimo por descendientes, por cada uno de ellos soltero menor de veinticinco años o discapacitado cualquiera que sea su edad, siempre que conviva con el contribuyente y no tenga rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros, la cantidad de: 1.400 euros anuales por el primero. 1.500 euros anuales por el segundo. 2.200 euros anuales por el tercero. 2.300 euros anuales por el cuarto y siguientes.

A estos efectos, se asimilarán a los descendientes aquellas personas vinculadas al contribuyente por razón de tutela y acogimiento, en los términos previstos en la legislación civil aplicable.

Entre otros casos, se considerará que conviven con el contribuyente los descendientes que, dependiendo del mismo, estén internados en centros especializados.

2. Cuando dos o más contribuyentes tengan derecho a la aplicación del mínimo previsto en este artículo respecto de los mismos descendientes, su importe se prorrateará entre ellos por partes iguales.
No obstante, cuando los contribuyentes tengan distinto grado de parentesco con el descendiente, la aplicación del mínimo corresponderá a los de grado más cercano, salvo que éstos no tengan rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros, en cuyo caso corresponderá a los del siguiente grado.

3. No procederá la aplicación de los mínimos por descendientes a que se refiere el apartado 1 anterior, cuando las personas que generen el derecho a los mismos presenten declaración por este impuesto o la comunicación prevista en el artículo 81 de esta Ley.

4. La determinación de las circunstancias familiares que deben tenerse en cuenta a efectos de lo establecido en este artículo, se realizará atendiendo a la situación existente en la fecha de devengo del Impuesto.

5. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, en caso de fallecimiento de un descendiente que genere el derecho a practicar la reducción prevista en este artículo, el mínimo por descendientes será de 1.400 euros.” Bajo el supuesto de que se cumplen los restantes requisitos para la aplicación del mínimo familiar:

1) En relación con los hijos de su anterior matrimonio, el consultante tendrá derecho a la aplicación del mínimo por descendiente al ser los hijos menores de veinticinco años y convivir con él.

2) En relación con los hijos de su actual pareja de hecho, al convivir los mismos con dos contribuyentes que tienen derecho a la aplicación del mínimo familiar, la cuantía del mismo deberá prorratearse.

A efectos de aplicar el mínimo familiar, los descendientes se ordenan en función de la fecha de nacimiento.